domingo, 5 de marzo de 2017

Reseña: Gotham Central #6 Agente herido

Ed Brubaker et al. | ECC | 9788416945788 | 168 pp. | 17'95€

Cuando vi que este volumen iba a salir a la venta me sorprendió. No por nada en concreto, sino porque ECC nos había prometido que el quinto volumen de Gotham Central sería el último, el que daría cierre a la serie. Este tomo me dejó con un extraño sabor de boca, ya que servía más bien como precuela de todo lo que nos habían contado y tampoco cerraba demasiado. Supongo que las espectativas jugaron demasiado en mi contra. Con Agente herido se han redimido por completo.
Así como en otros números de Gotham Central nos encontrábamos ante varias historias principales a través de las cuáles contarnos detalles de la vida de algunos agentes del GCPD, en Agente herido consiguen unir las dos facetas tan características de la serie con un único detonante: ¿quién disparó al comisario Gordon? Esta premisa tan sencilla desata, por un lado, un entramado policial como pocos habíamos visto, ya que siguen cauces más lógicos para el ser humano, fuera de vigilantes, experimentos dementes o villanos caóticos. Por otro lado, abre las puertas a la muestra de sentimientos, encontrándonos ante diferentes formas de afrontar esta, en principio, pérdida, con enfoques tan distintos como el de Batman, la batfamilia, Barbara Gordon o el resto de agentes de la comisaría. Con todo ello vemos la implicación personal de cada personaje y se nos demuestran los valores que representaba Gordon para la parte más moralmente íntegra de la ciudad. Por el contrario, aunque esta idea pueda parecer algo densa, Agente herido tiene, posiblemente, el guión más ligero (que no flojo) de todos los volúmenes de Gotham Central. Y se agradece mucho.
Sí que hay que decir que, al menos en mi opinión, es el guión, la premisa y los personajes lo que salvan la obra, ya que, aunque el dibujo no es malo, sí adquiere un corte bastante más experimental, y vemos cómo muchos y muy variados autores prestan sus manos para definir la parte visual del cómic. Como digo, no es algo que me parezcamal llevado o de mal gusto, pero sí que puede llegar a dar a entender, al menos en un principio, que se trata de historias con enfoques totalmente diferentes. Para nada es así, y aunque esto haga que pierda parte de la unidad en el aspecto plástico, hay que reconocer que le da cierto dinamismo, ya que tampoco permaneces demasiadas páginas con un mismo autor y te obliga a "renovarte" como espectador. Al fin y al cabo, si somos honestos, es lo mismo que sucede en tantas series de televisión.


No sé si continuarán publicando alguna cosilla más sobre Gotham Central o si parará por completo, ya que este número únicamente es la recopilación de un pequeño arco argumental diseminado por otras series, pero me alegra pensar que, al menos por ahora, lo último que lea en esta línea ha retomado lo que tanto disfrutaba de ella en un principio: la vida cotidiana del hombre de a pie, de aquellos que vigilan las calles por nosotros.

by @TheVictorianGuy

domingo, 5 de marzo de 2017

Reseña: Gotham Central #6 Agente herido

Ed Brubaker et al. | ECC | 9788416945788 | 168 pp. | 17'95€

Cuando vi que este volumen iba a salir a la venta me sorprendió. No por nada en concreto, sino porque ECC nos había prometido que el quinto volumen de Gotham Central sería el último, el que daría cierre a la serie. Este tomo me dejó con un extraño sabor de boca, ya que servía más bien como precuela de todo lo que nos habían contado y tampoco cerraba demasiado. Supongo que las espectativas jugaron demasiado en mi contra. Con Agente herido se han redimido por completo.
Así como en otros números de Gotham Central nos encontrábamos ante varias historias principales a través de las cuáles contarnos detalles de la vida de algunos agentes del GCPD, en Agente herido consiguen unir las dos facetas tan características de la serie con un único detonante: ¿quién disparó al comisario Gordon? Esta premisa tan sencilla desata, por un lado, un entramado policial como pocos habíamos visto, ya que siguen cauces más lógicos para el ser humano, fuera de vigilantes, experimentos dementes o villanos caóticos. Por otro lado, abre las puertas a la muestra de sentimientos, encontrándonos ante diferentes formas de afrontar esta, en principio, pérdida, con enfoques tan distintos como el de Batman, la batfamilia, Barbara Gordon o el resto de agentes de la comisaría. Con todo ello vemos la implicación personal de cada personaje y se nos demuestran los valores que representaba Gordon para la parte más moralmente íntegra de la ciudad. Por el contrario, aunque esta idea pueda parecer algo densa, Agente herido tiene, posiblemente, el guión más ligero (que no flojo) de todos los volúmenes de Gotham Central. Y se agradece mucho.
Sí que hay que decir que, al menos en mi opinión, es el guión, la premisa y los personajes lo que salvan la obra, ya que, aunque el dibujo no es malo, sí adquiere un corte bastante más experimental, y vemos cómo muchos y muy variados autores prestan sus manos para definir la parte visual del cómic. Como digo, no es algo que me parezcamal llevado o de mal gusto, pero sí que puede llegar a dar a entender, al menos en un principio, que se trata de historias con enfoques totalmente diferentes. Para nada es así, y aunque esto haga que pierda parte de la unidad en el aspecto plástico, hay que reconocer que le da cierto dinamismo, ya que tampoco permaneces demasiadas páginas con un mismo autor y te obliga a "renovarte" como espectador. Al fin y al cabo, si somos honestos, es lo mismo que sucede en tantas series de televisión.


No sé si continuarán publicando alguna cosilla más sobre Gotham Central o si parará por completo, ya que este número únicamente es la recopilación de un pequeño arco argumental diseminado por otras series, pero me alegra pensar que, al menos por ahora, lo último que lea en esta línea ha retomado lo que tanto disfrutaba de ella en un principio: la vida cotidiana del hombre de a pie, de aquellos que vigilan las calles por nosotros.

by @TheVictorianGuy