domingo, 17 de septiembre de 2017

Reseña: El hombre sediento #7

Kazuo Koike y Gôseki Kojima | ECC | 9788416518586 | 253 págs. | 9,95€


Asistimos a la aparición de un nuevo personaje: nada menos que una compañera de infancia de Mondo, que, al igual que ocurre en los casos anteriores en cuanto a lo que se refiere a personajes femenino, cae en las redes del catador de venenos. No obstante, cabe destacar que en este caso me parece una personalidad interesante, ya que se trata de una mujer diestra con la espada que, a su vez, viste un atuendo masculino, enfrentándose repetidas veces a Mondo cuando ambos eran pequeños.

Por otro lado, un punto que me parece interesante de este tomo es el hecho de que vamos a conocer algunos fragmentos de la infancia del protagonista. Este es un aspecto que hubiera sido interesante comentar a lo largo de toda la saga, ya que sólo sabemos que es hijo del shôgun y que se le dan bien los venenos, pero es que en este caso se nos va a explicar el porqué así como la cruenta infancia de Mondo (no, no consigue que me caiga mejor). Quizás su engreimiento pueda estar justificado, ya que desde pequeño se ha estado formando en temas de reconocer venenos, pero eso no le resta a su actitud en general.

Como ya adelantábamos en la anterior reseña, la estancia en la corte llega a su fin con una despedida... curiosa, así como se acerca el fin de esta historia así como el conocer, finalmente, si Mondo dejará de ser un hombre sediento o encontrará un camino a seguir.

By: @María.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Reseña: Wonder Woman | Dioses de Gotham

Grayson, Pérez, DeMatteis, Kelly y Jiménez | ECC | 9788417071554 | 176 págs. | 17,95€

Tres deidades griegas se encarnan en tres de los peores enemigos de Batman. Frente a ellos, Wonder Woman y el Caballero Oscuro unen sus fuerzas en una aventura épica que tiene por escenario la ciudad de Gotham. Entre tanto, Themyscira se enfrenta a un complot que podría cambiar sustancialmente el orden social en Isla Paraíso. Además, Lois Lane entrevista en exclusiva a Diana para descubrir los secretos que las unen y los que las separan.

Lo primero que me llamó la atención de este volumen fue la premisa con la que arranca: esas divinidades griegas poseyendo el cuerpo de villanos como son Hiedra Venenosa o el Joker; no obstante, he de decir que a la hora de abordar la historia, esta se me hizo un tanto pesada por diversos motivos. En primer lugar, a pesar de la posesión de estas divinidades, la estética de los personajes no cambia demasiado, a destacar Hiedra que lleva un traje bastanteo original que viene a beber más de algún detalle que nos remita a la estética y vestimenta más clásica. En segundo lugar, no me resulta una historia épica en el sentido de que, sí, vale, los villanos tienen un gran plan y parece que les sale todo bien hasta que llegan los héroes a detenerlos, si bien, la trama se estira y se abusa demasiado de todo tipo de discursos y muy poca acción, al menos a mi parecer, siguiendo un esquema que se repite constantemente hasta que, por fin, la historia termina con un final digno de los super héroes que intervienen.
Con la segunda historia me ocurre un poco lo mismo, parte de una premisa interesante que puede tratar diversos temas acerca de Themyscira y su gobierno, pero queda de nuevo estirada hasta resultar aburrida, aunque he de decir que me parece más interesante que el caso anterior.
La tercera historia, la más corta y mi favorita, es mucho más amena y divertida, a pesar de que no se trate de una gran trama repleta de acción, más bien todo lo contrario: como bien indica la sinopsis, Lois Lane se dedica a acompañar a Wonder Woman en un día normal, pasando desde por su asistencia a tertulias televisadas, luchas, rescates, reuniones y, por supuesto, una pausa para comer. Me resulta muy entretenida porque es una historieta dinámica, donde no sabes qué va a venir a continuación, a la par que permite profundizar en el personaje de Diana como Wonder Woman, su lado más fuerte, sus preocupaciones más banales... y finalmente, cómo a pesar de la actitud inicial de Lois, acaba cayendo en las redes de este personaje (como nos acaba pasando a todos).

En resumidas cuentas, este es un cómic que parte de premisas interesantes pero, a mi parecer, no les saca todo el jugo que estas podrían tener, suprimiendo a veces, la acción para caer en el discurso heroico. No obstante, no deja de ser interesante por las historias que plantea así como con el cierre redondo que necesita.

By: @María.

viernes, 25 de agosto de 2017

Reseña: Pura maldad: Harley Quinn

VV. AA. | ECC | 9788417071400 | 200 pp. | 20'50€


La Dra. Harleen Quinzel era una prometedora psiquiatra del Asilo Arkham que cometió un grave error: enamorarse del Joker y ayudarle a fugarse. Despojada de su licencia y encerrada en el mismo centro, ahora Harleen aprovecha una catástrofe natural para escapar y convertirse en… ¡Harley Quinn!.

He aquí una más de esas obras que se hace más que complicado reseñar. ¿Porqué? Te preguntarás. O puede que no. Posiblemente no. Pero bueno, el caso es que no se trata de una obra como tal sobre Harley Quinn, sus orígenes o su entorno, sino que Pura maldad no es ni más ni menos que un recopilatorio de historias sueltas, una pequeña antología donde vamos viendo cómo se desarrolla su carácter, cómo pasa por diferentes etapas, cómo a veces es villana y otras una heroína. En definitiva, un pequeño recorrido por la figura de Harley Quinn en todas sus etapas.
No puedo decir demasiado sobre ellas, ya que cada autor aporta un enfoque totalmente distinto a los anteriores, y posiblemente ése sea, a la par, su punto fuerte y su punto flaco, ya que aunque es fácil encontrar una Harley que te guste, es también fácil encontrar alguna otra que no. Sin embargo nos encontramos ante historias muy breves que aunque a priori pudiera parecer un fallo por ser una lectura torpe o interrumpida, a mi me ha gustado, me transmite lo dinámico del personaje y su capacidad de adaptación, de mutabilidad, que se ve transmitida de una página a otra.
En cuanto al dibujo me sucede algo similar a lo que me transmite el guión, aunque cierto es que no siempre se acompañan mutuamente, y la desigualdad de la calidad hace que no todas las historias me lleguen de igual manera. Sin embargo, así como el guión me da una mayor sensación de búsqueda de una Harley muy específica, aunque distinta para cada relato, el dibujo, en la mayoría de casos, aparece como un experimento que más bien busca el desarrollo del apartado técnico, y aunque con una intencionalidad claramente artística, sólo consigue que sienta que las escenas representadas son metidas con calzador, como amoldándose demasiado a lo que marca el guión y dejando poca libertad a esta otra parte creativa. Definitivamente creo que hacía falta algo más de comprensión entre autores.


A pesar de lo dicho, Pura maldad: Harley Quinn me parece un trabajo más que digno de admirar. Con muchos lastres de por medio, sigue mostrando a su pesar una gran calidad tanto en el guión como en el color o el dibujo. El único fallo que encuentro es esa falta de coherencia o de entendimiento entre los diferentes apartados de trabajo, que aunque merecen mi respeto como conceptos individualizados, no puedo apreciarlos del todo de la manera en que han trabajado. ¿Una obra para comenzar con Harley Quinn? No, ni de lejos. ¿Algo para coleccionistas y amantes del personaje? Desde luego que sí.

by: @TheVictorianGuy

domingo, 17 de septiembre de 2017

Reseña: El hombre sediento #7

Kazuo Koike y Gôseki Kojima | ECC | 9788416518586 | 253 págs. | 9,95€


Asistimos a la aparición de un nuevo personaje: nada menos que una compañera de infancia de Mondo, que, al igual que ocurre en los casos anteriores en cuanto a lo que se refiere a personajes femenino, cae en las redes del catador de venenos. No obstante, cabe destacar que en este caso me parece una personalidad interesante, ya que se trata de una mujer diestra con la espada que, a su vez, viste un atuendo masculino, enfrentándose repetidas veces a Mondo cuando ambos eran pequeños.

Por otro lado, un punto que me parece interesante de este tomo es el hecho de que vamos a conocer algunos fragmentos de la infancia del protagonista. Este es un aspecto que hubiera sido interesante comentar a lo largo de toda la saga, ya que sólo sabemos que es hijo del shôgun y que se le dan bien los venenos, pero es que en este caso se nos va a explicar el porqué así como la cruenta infancia de Mondo (no, no consigue que me caiga mejor). Quizás su engreimiento pueda estar justificado, ya que desde pequeño se ha estado formando en temas de reconocer venenos, pero eso no le resta a su actitud en general.

Como ya adelantábamos en la anterior reseña, la estancia en la corte llega a su fin con una despedida... curiosa, así como se acerca el fin de esta historia así como el conocer, finalmente, si Mondo dejará de ser un hombre sediento o encontrará un camino a seguir.

By: @María.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Reseña: Wonder Woman | Dioses de Gotham

Grayson, Pérez, DeMatteis, Kelly y Jiménez | ECC | 9788417071554 | 176 págs. | 17,95€

Tres deidades griegas se encarnan en tres de los peores enemigos de Batman. Frente a ellos, Wonder Woman y el Caballero Oscuro unen sus fuerzas en una aventura épica que tiene por escenario la ciudad de Gotham. Entre tanto, Themyscira se enfrenta a un complot que podría cambiar sustancialmente el orden social en Isla Paraíso. Además, Lois Lane entrevista en exclusiva a Diana para descubrir los secretos que las unen y los que las separan.

Lo primero que me llamó la atención de este volumen fue la premisa con la que arranca: esas divinidades griegas poseyendo el cuerpo de villanos como son Hiedra Venenosa o el Joker; no obstante, he de decir que a la hora de abordar la historia, esta se me hizo un tanto pesada por diversos motivos. En primer lugar, a pesar de la posesión de estas divinidades, la estética de los personajes no cambia demasiado, a destacar Hiedra que lleva un traje bastanteo original que viene a beber más de algún detalle que nos remita a la estética y vestimenta más clásica. En segundo lugar, no me resulta una historia épica en el sentido de que, sí, vale, los villanos tienen un gran plan y parece que les sale todo bien hasta que llegan los héroes a detenerlos, si bien, la trama se estira y se abusa demasiado de todo tipo de discursos y muy poca acción, al menos a mi parecer, siguiendo un esquema que se repite constantemente hasta que, por fin, la historia termina con un final digno de los super héroes que intervienen.
Con la segunda historia me ocurre un poco lo mismo, parte de una premisa interesante que puede tratar diversos temas acerca de Themyscira y su gobierno, pero queda de nuevo estirada hasta resultar aburrida, aunque he de decir que me parece más interesante que el caso anterior.
La tercera historia, la más corta y mi favorita, es mucho más amena y divertida, a pesar de que no se trate de una gran trama repleta de acción, más bien todo lo contrario: como bien indica la sinopsis, Lois Lane se dedica a acompañar a Wonder Woman en un día normal, pasando desde por su asistencia a tertulias televisadas, luchas, rescates, reuniones y, por supuesto, una pausa para comer. Me resulta muy entretenida porque es una historieta dinámica, donde no sabes qué va a venir a continuación, a la par que permite profundizar en el personaje de Diana como Wonder Woman, su lado más fuerte, sus preocupaciones más banales... y finalmente, cómo a pesar de la actitud inicial de Lois, acaba cayendo en las redes de este personaje (como nos acaba pasando a todos).

En resumidas cuentas, este es un cómic que parte de premisas interesantes pero, a mi parecer, no les saca todo el jugo que estas podrían tener, suprimiendo a veces, la acción para caer en el discurso heroico. No obstante, no deja de ser interesante por las historias que plantea así como con el cierre redondo que necesita.

By: @María.

viernes, 25 de agosto de 2017

Reseña: Pura maldad: Harley Quinn

VV. AA. | ECC | 9788417071400 | 200 pp. | 20'50€


La Dra. Harleen Quinzel era una prometedora psiquiatra del Asilo Arkham que cometió un grave error: enamorarse del Joker y ayudarle a fugarse. Despojada de su licencia y encerrada en el mismo centro, ahora Harleen aprovecha una catástrofe natural para escapar y convertirse en… ¡Harley Quinn!.

He aquí una más de esas obras que se hace más que complicado reseñar. ¿Porqué? Te preguntarás. O puede que no. Posiblemente no. Pero bueno, el caso es que no se trata de una obra como tal sobre Harley Quinn, sus orígenes o su entorno, sino que Pura maldad no es ni más ni menos que un recopilatorio de historias sueltas, una pequeña antología donde vamos viendo cómo se desarrolla su carácter, cómo pasa por diferentes etapas, cómo a veces es villana y otras una heroína. En definitiva, un pequeño recorrido por la figura de Harley Quinn en todas sus etapas.
No puedo decir demasiado sobre ellas, ya que cada autor aporta un enfoque totalmente distinto a los anteriores, y posiblemente ése sea, a la par, su punto fuerte y su punto flaco, ya que aunque es fácil encontrar una Harley que te guste, es también fácil encontrar alguna otra que no. Sin embargo nos encontramos ante historias muy breves que aunque a priori pudiera parecer un fallo por ser una lectura torpe o interrumpida, a mi me ha gustado, me transmite lo dinámico del personaje y su capacidad de adaptación, de mutabilidad, que se ve transmitida de una página a otra.
En cuanto al dibujo me sucede algo similar a lo que me transmite el guión, aunque cierto es que no siempre se acompañan mutuamente, y la desigualdad de la calidad hace que no todas las historias me lleguen de igual manera. Sin embargo, así como el guión me da una mayor sensación de búsqueda de una Harley muy específica, aunque distinta para cada relato, el dibujo, en la mayoría de casos, aparece como un experimento que más bien busca el desarrollo del apartado técnico, y aunque con una intencionalidad claramente artística, sólo consigue que sienta que las escenas representadas son metidas con calzador, como amoldándose demasiado a lo que marca el guión y dejando poca libertad a esta otra parte creativa. Definitivamente creo que hacía falta algo más de comprensión entre autores.


A pesar de lo dicho, Pura maldad: Harley Quinn me parece un trabajo más que digno de admirar. Con muchos lastres de por medio, sigue mostrando a su pesar una gran calidad tanto en el guión como en el color o el dibujo. El único fallo que encuentro es esa falta de coherencia o de entendimiento entre los diferentes apartados de trabajo, que aunque merecen mi respeto como conceptos individualizados, no puedo apreciarlos del todo de la manera en que han trabajado. ¿Una obra para comenzar con Harley Quinn? No, ni de lejos. ¿Algo para coleccionistas y amantes del personaje? Desde luego que sí.

by: @TheVictorianGuy