lunes, 26 de agosto de 2013

Reseña : Un amante de ensueño

De la mano de

Título: Un amante de ensueño
Autor: Sherrilyn Kenyon
Editorial: Debolsillo
Año de publicación: 2009
Páginas: 400
ISBN: 9788499081199
Precio: 8,95 €

"La extraña maldición que pesa sobre Julian de Macedonia desde hace 2.000 años le ha condenado a pasar la eternidad atrapado en un libro hasta que una mujer le invoque para satisfacer sus deseos. Esclavo sexual, al fin y al cabo, Julian ha tenido mucho tiempo para perfeccionar sus habilidades y es capaz de hacer realidad las fantasías más secretas de cualquier mujer para proporcionarle un placer inimaginable. Pero cuando Julian es convocado para ser el amante de Grace Alexander durante un mes, descubre en ella a la mujer capaz de hacer realidad un sueño oculto: un amor que llene el vacío de su corazón y, quizá, sea capaz de poner fin a la maldición."

OPINIÓN PERSONAL

Kenyon había pasado realmente desapercibida para mí, hasta que una amiga me abrió los ojos. Pues bien es verdad que en un primer momento puede parecer una de esas tantas novelas románticas repletas de buenorros y mujeres imposiblemente desgraciadas, tímidas e inocentes. Pues no. Para nada.

Kenyon en este caso nos transporta a la actualidad con Grace una sexóloga cuya materia de estudio precisamente no es que esté muy presente en su vida; hasta que Selena le presenta un libro de misteriosas propiedades que entre sus páginas encierra la figura de Julian de Macedonia, un general macedonio hecho esclavo en el momento que llama a la ira de Príapo, como castigo ha de permanecer encerrado en el libro esperando a ser invocado durante la luna llena para servir y satisfacer a aquella mujer que lo invoque. Julian permanecerá un mes con Grace, como bien sabemos, un mes da para mucho: Desde pacientes psicópatas, algún que otro encuentro íntimo, mucha mitología y una decisión.

Cosas que me han gustado: Sobre todo la cantidad de alusiones mitólogicas; como ya he dicho, puede parecer una historia romántica del montón, pero al menos al perderte entre sus páginas acabas aprendiendo alguna que otra cosa. Otro rasgo a destacar es la originalidad de la trama, presenta ese elemento fantástico dejando de lado vampiros, hombres lobos... y ese tipo de cosas a las que estamos acostumbrados, no, en este caso se trata de un hombre encerrado en un libro, el hijo resultante  del amor entre una diosa y un mortal. El última instancia, todo el elemento histórico que se va introduciendo, ya que nuestro hombretón procede de la Antigüedad, por lo que todo aquello que menciona ha de tener cierto fundamento, y es algo que me ha gustado bastante, ya que la autora cuida bastante cada detalle deferente a Julian y sus orígenes. 

Mi única pega reside en lo que nos solemos encontrar siempre en este tipo de libros: El quiero pero no puedo/debo/le voy a hacer daño... Ese tira y afloja persiste entre ambos protagonistas durante toda la novela, bien es verdad que está justificando, y no por mera estupidez; pero no deja de ser enervante, cuanto menos. Algunos fragmentos me parecen un tanto repetitivos respecto a lo que piensan los personajes (De nuevo tiene relación con el tira y afloja ya mencionado), por suerte, están bastante separados unos de otros. 

En última instancia me gustaría destacar la prosa de Kenyon, pues aunque el libro esté narrado en tercera persona, nos encontramos fragmentos centrados tanto en Julian como en Grace durante el desarrollo de la historia. A la hora de narrarnos una escena erótica, se para bastante en los detalles de índole "especial y significativa" para ambos personajes, delicada pero sin mojigatería. 

Y dado que las comparaciones son inevitables, llegamos a la clave: ¿Kenyon o Ward?
Ambas, pues cada una nos presenta un mundo completamente distinto centrado en hombres poderosos y mujeres con dos dedos de frente (Sin señoritas Steele) que lucha en muchas ocasiones, son las que protegen a sus hombres. 

4,5 de 5

1 comentario:

Azahara López dijo...

Me alegro de que te gustara!! Ya verás los siguientes, no tienen nada que envidiar al primero :)

lunes, 26 de agosto de 2013

Reseña : Un amante de ensueño

De la mano de

Título: Un amante de ensueño
Autor: Sherrilyn Kenyon
Editorial: Debolsillo
Año de publicación: 2009
Páginas: 400
ISBN: 9788499081199
Precio: 8,95 €

"La extraña maldición que pesa sobre Julian de Macedonia desde hace 2.000 años le ha condenado a pasar la eternidad atrapado en un libro hasta que una mujer le invoque para satisfacer sus deseos. Esclavo sexual, al fin y al cabo, Julian ha tenido mucho tiempo para perfeccionar sus habilidades y es capaz de hacer realidad las fantasías más secretas de cualquier mujer para proporcionarle un placer inimaginable. Pero cuando Julian es convocado para ser el amante de Grace Alexander durante un mes, descubre en ella a la mujer capaz de hacer realidad un sueño oculto: un amor que llene el vacío de su corazón y, quizá, sea capaz de poner fin a la maldición."

OPINIÓN PERSONAL

Kenyon había pasado realmente desapercibida para mí, hasta que una amiga me abrió los ojos. Pues bien es verdad que en un primer momento puede parecer una de esas tantas novelas románticas repletas de buenorros y mujeres imposiblemente desgraciadas, tímidas e inocentes. Pues no. Para nada.

Kenyon en este caso nos transporta a la actualidad con Grace una sexóloga cuya materia de estudio precisamente no es que esté muy presente en su vida; hasta que Selena le presenta un libro de misteriosas propiedades que entre sus páginas encierra la figura de Julian de Macedonia, un general macedonio hecho esclavo en el momento que llama a la ira de Príapo, como castigo ha de permanecer encerrado en el libro esperando a ser invocado durante la luna llena para servir y satisfacer a aquella mujer que lo invoque. Julian permanecerá un mes con Grace, como bien sabemos, un mes da para mucho: Desde pacientes psicópatas, algún que otro encuentro íntimo, mucha mitología y una decisión.

Cosas que me han gustado: Sobre todo la cantidad de alusiones mitólogicas; como ya he dicho, puede parecer una historia romántica del montón, pero al menos al perderte entre sus páginas acabas aprendiendo alguna que otra cosa. Otro rasgo a destacar es la originalidad de la trama, presenta ese elemento fantástico dejando de lado vampiros, hombres lobos... y ese tipo de cosas a las que estamos acostumbrados, no, en este caso se trata de un hombre encerrado en un libro, el hijo resultante  del amor entre una diosa y un mortal. El última instancia, todo el elemento histórico que se va introduciendo, ya que nuestro hombretón procede de la Antigüedad, por lo que todo aquello que menciona ha de tener cierto fundamento, y es algo que me ha gustado bastante, ya que la autora cuida bastante cada detalle deferente a Julian y sus orígenes. 

Mi única pega reside en lo que nos solemos encontrar siempre en este tipo de libros: El quiero pero no puedo/debo/le voy a hacer daño... Ese tira y afloja persiste entre ambos protagonistas durante toda la novela, bien es verdad que está justificando, y no por mera estupidez; pero no deja de ser enervante, cuanto menos. Algunos fragmentos me parecen un tanto repetitivos respecto a lo que piensan los personajes (De nuevo tiene relación con el tira y afloja ya mencionado), por suerte, están bastante separados unos de otros. 

En última instancia me gustaría destacar la prosa de Kenyon, pues aunque el libro esté narrado en tercera persona, nos encontramos fragmentos centrados tanto en Julian como en Grace durante el desarrollo de la historia. A la hora de narrarnos una escena erótica, se para bastante en los detalles de índole "especial y significativa" para ambos personajes, delicada pero sin mojigatería. 

Y dado que las comparaciones son inevitables, llegamos a la clave: ¿Kenyon o Ward?
Ambas, pues cada una nos presenta un mundo completamente distinto centrado en hombres poderosos y mujeres con dos dedos de frente (Sin señoritas Steele) que lucha en muchas ocasiones, son las que protegen a sus hombres. 

4,5 de 5

1 comentario:

Azahara López dijo...

Me alegro de que te gustara!! Ya verás los siguientes, no tienen nada que envidiar al primero :)