viernes, 15 de marzo de 2013

Reseña: La musa rebelde

De la mano de:

Título: La musa rebelde
Autor: Elizabeth Hickey
Editorial: Punto de lectura
Año de publicación: 2011
Páginas: 384
ISBN: 9788466315807
Precio: 8'99 €

"Por una llamativa languidez que contrasta con su cabellera negra, y la excepcional rareza de sus rasgos, Jane Burden sufre el vituperio constante de los vecinos de Holywell Street, uno de los barrios más deprimidos del Londres victoriano. El destino, no obstante, le permitirá conocer al apasionado pintor italiano Dante Gabriel Rossetti, que acabará transformándola en todo un modelo de la belleza prerrafaelita. De la mano del pintor, Jane irá conociendo a importantes personalidades de la élite cultural de la época, que la sacarán de los suburbios de Oxford; entre ellos destacará el adinerado William Morris, un escritor poco agraciado, fundador del British Arts & Crafts Movement. El triángulo amoroso está servido. Jane se debatirá entre la tentación carnal y la estabilidad del compromiso, pendiente del hilo de amistad que une a estos dos artistas, a la vez que ascenderá socialmente hasta convertirse en un icono de la moda inglesa."

OPINIÓN PERSONAL

Cuando vi este libro decidí que tenía que tenerlo en mis manos y leerlo, y la verdad es que, más que leerlo, lo he devorado. Creo que es algo más que complicado el intentar adaptar al mundo literario hechos reales tal y como sucedieron sin apenas variar nada, sin cambiar la esencia de los personajes, de los lugares, de las relaciones... Pero Elizabeth Hickey cuenta en su favor con tener una buena base en Historia del Arte. Y eso se nota.

La musa rebelde nos habla de la humilde vida de Jane Burden, una joven de los bajos fondos del Londres victoriano que tampoco es excesivamente agraciada pero que, por cosas del destino, termina posando para algunos de los pintores más relevantes de todo el siglo XIX: La hermandad prerrafaelita. Sinceramente, aunque no termino de verle el atractivo a la pobre Jane, he conseguido entender qué veían Morris y Rossetti en ella: Una belleza medieval comparable a la de la reina Ginebra. Éste creo que es un punto muy a favor de la novela, y es que, aunque no puedes ver qué piensan y sienten todos los personajes, puedes oírles hablar, actuar e interactuar, que muchas veces dice más de lo que parece.
La verdad es que aparecen bastantes personajes, y supongo que es parte de esta historicidad que tiene la novela, pero también creo que es aquí donde reside parte del encanto, el ver las relaciones entre unos y otros, amigos, compañeros, familiares... Y aunque algunas de las reacciones que se ven en la historia en cuanto al trío amoroso de Morris, Jane y Rossetti no son demasiado coherentes, tienen por ello un componente mucho más humano que otras tantas novelas.


A nivel argumental, es lo que es, una historia de amor con el trasfondo del arte, de una joven indecisa, un hombre cariñoso demasiado embebido en su trabajo y un apasionado italiano que no tiene las cosas demasiado claras. A nivel personal tengo que decir que lo he disfrutado más como novela histórica que como novela romántica, porque a veces sí que se pierde el hilo por lo que comentaba anteriormente: Son seres humanos. Esto lleva muchas veces a situaciones bastante tensas (si se ve con mentalidad de la época, claro), aunque siempre tratándose entre ellos con admiración y respeto, pero con la cercanía de un hermano. Y, como todos los finales para este tipo de historias, no es el más bonito, pero sí el más justo para todos.

La verdad es que no sé muy bien qué más decir. Simplemente me ha enamorado, y mucho, pero creo que es una novela de esas que sólo puedes disfrutar teniendo entre tus manos y leyéndola de principio a fin. Como historia de amor es buena, como novela histórica, mejor. Personajes muy creíbles, ilógicos, pero humanos. Creo que con La musa rebelde y Desperate romantics tendré siempre un buen recuerdo de mis queridos prerrafaelitas.

4'5 de 5

viernes, 15 de marzo de 2013

Reseña: La musa rebelde

De la mano de:

Título: La musa rebelde
Autor: Elizabeth Hickey
Editorial: Punto de lectura
Año de publicación: 2011
Páginas: 384
ISBN: 9788466315807
Precio: 8'99 €

"Por una llamativa languidez que contrasta con su cabellera negra, y la excepcional rareza de sus rasgos, Jane Burden sufre el vituperio constante de los vecinos de Holywell Street, uno de los barrios más deprimidos del Londres victoriano. El destino, no obstante, le permitirá conocer al apasionado pintor italiano Dante Gabriel Rossetti, que acabará transformándola en todo un modelo de la belleza prerrafaelita. De la mano del pintor, Jane irá conociendo a importantes personalidades de la élite cultural de la época, que la sacarán de los suburbios de Oxford; entre ellos destacará el adinerado William Morris, un escritor poco agraciado, fundador del British Arts & Crafts Movement. El triángulo amoroso está servido. Jane se debatirá entre la tentación carnal y la estabilidad del compromiso, pendiente del hilo de amistad que une a estos dos artistas, a la vez que ascenderá socialmente hasta convertirse en un icono de la moda inglesa."

OPINIÓN PERSONAL

Cuando vi este libro decidí que tenía que tenerlo en mis manos y leerlo, y la verdad es que, más que leerlo, lo he devorado. Creo que es algo más que complicado el intentar adaptar al mundo literario hechos reales tal y como sucedieron sin apenas variar nada, sin cambiar la esencia de los personajes, de los lugares, de las relaciones... Pero Elizabeth Hickey cuenta en su favor con tener una buena base en Historia del Arte. Y eso se nota.

La musa rebelde nos habla de la humilde vida de Jane Burden, una joven de los bajos fondos del Londres victoriano que tampoco es excesivamente agraciada pero que, por cosas del destino, termina posando para algunos de los pintores más relevantes de todo el siglo XIX: La hermandad prerrafaelita. Sinceramente, aunque no termino de verle el atractivo a la pobre Jane, he conseguido entender qué veían Morris y Rossetti en ella: Una belleza medieval comparable a la de la reina Ginebra. Éste creo que es un punto muy a favor de la novela, y es que, aunque no puedes ver qué piensan y sienten todos los personajes, puedes oírles hablar, actuar e interactuar, que muchas veces dice más de lo que parece.
La verdad es que aparecen bastantes personajes, y supongo que es parte de esta historicidad que tiene la novela, pero también creo que es aquí donde reside parte del encanto, el ver las relaciones entre unos y otros, amigos, compañeros, familiares... Y aunque algunas de las reacciones que se ven en la historia en cuanto al trío amoroso de Morris, Jane y Rossetti no son demasiado coherentes, tienen por ello un componente mucho más humano que otras tantas novelas.


A nivel argumental, es lo que es, una historia de amor con el trasfondo del arte, de una joven indecisa, un hombre cariñoso demasiado embebido en su trabajo y un apasionado italiano que no tiene las cosas demasiado claras. A nivel personal tengo que decir que lo he disfrutado más como novela histórica que como novela romántica, porque a veces sí que se pierde el hilo por lo que comentaba anteriormente: Son seres humanos. Esto lleva muchas veces a situaciones bastante tensas (si se ve con mentalidad de la época, claro), aunque siempre tratándose entre ellos con admiración y respeto, pero con la cercanía de un hermano. Y, como todos los finales para este tipo de historias, no es el más bonito, pero sí el más justo para todos.

La verdad es que no sé muy bien qué más decir. Simplemente me ha enamorado, y mucho, pero creo que es una novela de esas que sólo puedes disfrutar teniendo entre tus manos y leyéndola de principio a fin. Como historia de amor es buena, como novela histórica, mejor. Personajes muy creíbles, ilógicos, pero humanos. Creo que con La musa rebelde y Desperate romantics tendré siempre un buen recuerdo de mis queridos prerrafaelitas.

4'5 de 5