sábado, 24 de noviembre de 2012

Reseña: Ríos de Londres

De la mano de:

Título: Ríos de Londres
Autor: Ben Aaronovitch
Editorial: Minotauro
Año de publicación: 2012
Páginas: 336
ISBN: 9788445000434
Precio: 18,00 €

"Gracias a sus habilidades mágicas, el joven agente Peter Grant ingresa en el departamento secreto de la policía metropolitana de Londres. Junto al inspector Nightingale, se encargará de tareas tan singulares como negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis y desenterrar tumbas en Covent Garden. Peter Grant era como cualquier otro agente novato de la Policía Metropolitana de Londres hasta que recibió cierta información de un testigo ocular en un caso de homicidio. Nada digno de mención si no fuera porque dicho testigo resultó ser un fantasma. Ahora su día a día consiste en negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis y desenterrar tumbas en Covent Garden. Por si eso no bastara, un espíritu maligno y vengativo está sembrando el caos en Londres y el agente Grant está dispuesto a hacer lo que sea necesario para salvaguardar la paz de la Reina."

OPINIÓN PERSONAL

¡Señoras y señores! ¡Lectores del mundo! ¡Sí! ¡Puedo decirlo con todas las letras! ¡Ríos de Londres es mi próxima apuesta en sagas que triunfan! Puede que no sea a corto plazo, pero Harry Potter no triunfo de la noche a la mañana, ¿no? No sabría cómo decirlo, pero realmente es una novela que me parece casi perfecta en todos los sentidos. Tiene acción, misterio, magia, ciencia, negras chungas del bronx, gitanos irlandeses, seres mitológicos... Definitivamente, Ben Aaronovitch, si algún día lees esta reseña, enhorabuena. Sigue así, por favor. Diana Gabaldón dijo que Ríos de Londres es lo que hubiera sucedido si Harry Potter se hubiera metido en la policía metropolitana de Londres, pero se quedó muy corta.

Ríos de Londres nos presenta a Peter Grant, un policía negro de Scotland Yard recién salido de la academia con más ganas de patearse las calles deteniendo delincuentes que otra cosa. Pero el amigo se encuentra con que la noche antes de ingresar oficialmente en el cuerpo, aparece un cuerpo decapitado con un golpe seco de un bate de baseball. No pasaría nada si no fuera porque su único testigo, Nicholas Wallpenny, es un fantasma. En este momento se desata toda una serie de descubrimientos como una sección del cuerpo dedicada exclusivamente a este tipo de asuntos, donde encontrará un mentor que le ayudará a controlar su don. A esto sumadle un padre drogadicto, amores interraciales (y no sólo porque sea un policía de origen africano), persecuciones de espíritus... En fin... Muchas cosas. La novela es autoconclusiva, sí, pero, sinceramente, me ha parecido tan buena que me está faltando tiempo para pedir que salga ya la segunda parte. Y ya que nos ponemos, la tercera y la cuarta en cuanto esté.

No es que me guste demasiado la saga de Artemis Fowl (algún día volveré a intentarlo con el primero), aunque sí que me fascina (no imagináis hasta qué nivel) la de Harry Potter, pero creo que Ben Aaronovitch ha conseguido llevar el punto exacto de conexión entre ambas al ámbito de la literatura algo más adulta, aderezándolo con toques como tensión sexual, rivalidades entre... Llamémoslas bandas a falta de un nombre mejor, motivaciones personales de una vida más madura, un humor algo ácido... Y algo que me ha encantado son las lecciones de historia y cultura popular de Reino Unido que van saliendo a lo largo de la novela. Unas lecciones de historia que más de uno agradeceríamos que se continuaran, la verdad.

En definitiva, si no os molesta empezar una saga, aunque sean libros prácticamente autoconclusivos, si os gustaría ver un universo mágico en plena acción, si os gusta la novela policíaca y la novela de ciencia ficción, si os gusta el estilo de Christopher Moore... Éste es vuestro libro, aunque tengo que decir que no es perfecto, porque a veces hay demasiado caos y uno se pierde, aunque imagino que ésa es la intención. De todas formas, si no os gusta nada de esto, os recomiendo leerlo igualmente. Me lo agradeceréis.

4'5 de 5

sábado, 24 de noviembre de 2012

Reseña: Ríos de Londres

De la mano de:

Título: Ríos de Londres
Autor: Ben Aaronovitch
Editorial: Minotauro
Año de publicación: 2012
Páginas: 336
ISBN: 9788445000434
Precio: 18,00 €

"Gracias a sus habilidades mágicas, el joven agente Peter Grant ingresa en el departamento secreto de la policía metropolitana de Londres. Junto al inspector Nightingale, se encargará de tareas tan singulares como negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis y desenterrar tumbas en Covent Garden. Peter Grant era como cualquier otro agente novato de la Policía Metropolitana de Londres hasta que recibió cierta información de un testigo ocular en un caso de homicidio. Nada digno de mención si no fuera porque dicho testigo resultó ser un fantasma. Ahora su día a día consiste en negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis y desenterrar tumbas en Covent Garden. Por si eso no bastara, un espíritu maligno y vengativo está sembrando el caos en Londres y el agente Grant está dispuesto a hacer lo que sea necesario para salvaguardar la paz de la Reina."

OPINIÓN PERSONAL

¡Señoras y señores! ¡Lectores del mundo! ¡Sí! ¡Puedo decirlo con todas las letras! ¡Ríos de Londres es mi próxima apuesta en sagas que triunfan! Puede que no sea a corto plazo, pero Harry Potter no triunfo de la noche a la mañana, ¿no? No sabría cómo decirlo, pero realmente es una novela que me parece casi perfecta en todos los sentidos. Tiene acción, misterio, magia, ciencia, negras chungas del bronx, gitanos irlandeses, seres mitológicos... Definitivamente, Ben Aaronovitch, si algún día lees esta reseña, enhorabuena. Sigue así, por favor. Diana Gabaldón dijo que Ríos de Londres es lo que hubiera sucedido si Harry Potter se hubiera metido en la policía metropolitana de Londres, pero se quedó muy corta.

Ríos de Londres nos presenta a Peter Grant, un policía negro de Scotland Yard recién salido de la academia con más ganas de patearse las calles deteniendo delincuentes que otra cosa. Pero el amigo se encuentra con que la noche antes de ingresar oficialmente en el cuerpo, aparece un cuerpo decapitado con un golpe seco de un bate de baseball. No pasaría nada si no fuera porque su único testigo, Nicholas Wallpenny, es un fantasma. En este momento se desata toda una serie de descubrimientos como una sección del cuerpo dedicada exclusivamente a este tipo de asuntos, donde encontrará un mentor que le ayudará a controlar su don. A esto sumadle un padre drogadicto, amores interraciales (y no sólo porque sea un policía de origen africano), persecuciones de espíritus... En fin... Muchas cosas. La novela es autoconclusiva, sí, pero, sinceramente, me ha parecido tan buena que me está faltando tiempo para pedir que salga ya la segunda parte. Y ya que nos ponemos, la tercera y la cuarta en cuanto esté.

No es que me guste demasiado la saga de Artemis Fowl (algún día volveré a intentarlo con el primero), aunque sí que me fascina (no imagináis hasta qué nivel) la de Harry Potter, pero creo que Ben Aaronovitch ha conseguido llevar el punto exacto de conexión entre ambas al ámbito de la literatura algo más adulta, aderezándolo con toques como tensión sexual, rivalidades entre... Llamémoslas bandas a falta de un nombre mejor, motivaciones personales de una vida más madura, un humor algo ácido... Y algo que me ha encantado son las lecciones de historia y cultura popular de Reino Unido que van saliendo a lo largo de la novela. Unas lecciones de historia que más de uno agradeceríamos que se continuaran, la verdad.

En definitiva, si no os molesta empezar una saga, aunque sean libros prácticamente autoconclusivos, si os gustaría ver un universo mágico en plena acción, si os gusta la novela policíaca y la novela de ciencia ficción, si os gusta el estilo de Christopher Moore... Éste es vuestro libro, aunque tengo que decir que no es perfecto, porque a veces hay demasiado caos y uno se pierde, aunque imagino que ésa es la intención. De todas formas, si no os gusta nada de esto, os recomiendo leerlo igualmente. Me lo agradeceréis.

4'5 de 5