lunes, 10 de marzo de 2014

Reseña: Batman: Gotham a luz de gas

De la mano de:

Título: Batman: Gotham a luz de gas
Autor: Brian Augustyn, Eduardo Bareto, Mike Mignola y P. Craig Russell
Editorial: ECC
Año de publicación: 2013
Páginas: 120
ISBN: 9788415990246
Precio: 11,95 €

"En una época de misterio y superstición, ¿cómo reaccionaría la gente de Gotham a una extraña criatura de la noche, un vigilante vestido de murciélago temido por los culpables y los inocentes por igual? Algunos vivirían aterrorizados. Otros descansarían más tranquilos. Solo un hombre podría no darse cuenta de nada... un hombre con otras cuestiones de las que preocuparse. ¿Su nombre? Nadie lo sabe a ciencia cierta. La mayoría de la gente lo conoce tan solo como Jack. Jack el Destripador.
Batman: Gotham a luz de gas recopila la clásica aventura del encuentro del Batman de la era victoriana con el carnicero de Whitechapel, junto con su aclamada secuela El amo del futuro, donde el Caballero Oscuro se enfrenta con un profeta loco decidido a impedir que Gotham City entre en el Siglo XX.

Esta mezcla inolvidable de historia, fantasía, ciencia ficción y acción demuestra por qué Batman sigue siendo uno de los héroes más populares del mundo."

OPINIÓN PERSONAL

No tiendo a ser gran amigo de Batman fuera de la gran pantalla, y eso tengo que reconocerlo a pesar de no ser una opinión excesivamente bien recibida, pero con Batman: Gotham a luz de gas he conseguido amigarme durante unas cuantas páginas que bien hubiera agradecido que se expandieran. Supongo que ninguno de los autores llegará a leer jamás esta reseña, pero si por mí fuera, Mignola, Bareto, Russell y Augustyn, os doy vía libre para seguir jugando en esta misma línea.

Como intento de escritor la verdad es que no es la primera vez que se me pasa por mente el intentar escribir algo sobre superhéroes en el siglo XIX, buscar una especie de Kick-Ass en tiempos pasados. Ni siquiera sé se habrá escrito algo al respecto, pero creo que esta obra es lo más parecido posible a lo que yo tenía en mente. Salvando las distancias entre Dave Lizewski y Bruce Wayne, pero vaya... Ya me entendéis.
Con todo ello, este grupillo (o más bien grupazo) de autores ha conseguido recrear un siglo XIX a medio camino entre lo histórico y lo fantástico, una suerte de steampunk, que da cabida a Jack "el Destripador" y a Batman, a los bailes de la alta aristocracia y a los zepelines, a las fuerzas del orden más clásicas y a los autómatas más innovadores. Batman: Gotham a luz de gas se convierte en una invención en toda regla que configura las bases de un nuevo universo que creo que podría explotarse muchísimo más, siendo la versión de DC en respuesta al genial universo de 1602 de Marvel.

En cuanto al dibujo, y sé que algunos me llamarán pesado por aludir siempre a Mike Mignola, pero creo que es genial. Tal vez no siga tanto en la línea de El asombroso Cabeza de Tornillo y otros objetos extraños, posiblemente uno de sus trabajos más personales, pero consigue, a la par, dotar a las historias de un cierto toque oscuro que parece rodear siempre a la figura del promotor de Gotham, y darles una cierta luz que las separa de la misma manera de ese aura tan sombrío. Es de suponer que en esto hayan tenido algo que ver las figuras de Bareto y Russell, y aunque nunca había visto sus trabajos, hacen un trío magnífico para ambientas las historias de este siglo XIX tan atípico.

Si bien es cierto que echo en falta ciertos fetiches como la aparición del Joker y algo más de unión entre las historias, Batman: Gotham a luz de gas se ha convertido en un universo que creo, y espero, que deberían explotar mucho más, un primer granito de arena para iniciar lo que podría ser uno de estos escarceos fugaces que tengo de la mano de DC y que, de momento, no me dejan en absoluto con mal sabor de boca.

4 de 5

lunes, 10 de marzo de 2014

Reseña: Batman: Gotham a luz de gas

De la mano de:

Título: Batman: Gotham a luz de gas
Autor: Brian Augustyn, Eduardo Bareto, Mike Mignola y P. Craig Russell
Editorial: ECC
Año de publicación: 2013
Páginas: 120
ISBN: 9788415990246
Precio: 11,95 €

"En una época de misterio y superstición, ¿cómo reaccionaría la gente de Gotham a una extraña criatura de la noche, un vigilante vestido de murciélago temido por los culpables y los inocentes por igual? Algunos vivirían aterrorizados. Otros descansarían más tranquilos. Solo un hombre podría no darse cuenta de nada... un hombre con otras cuestiones de las que preocuparse. ¿Su nombre? Nadie lo sabe a ciencia cierta. La mayoría de la gente lo conoce tan solo como Jack. Jack el Destripador.
Batman: Gotham a luz de gas recopila la clásica aventura del encuentro del Batman de la era victoriana con el carnicero de Whitechapel, junto con su aclamada secuela El amo del futuro, donde el Caballero Oscuro se enfrenta con un profeta loco decidido a impedir que Gotham City entre en el Siglo XX.

Esta mezcla inolvidable de historia, fantasía, ciencia ficción y acción demuestra por qué Batman sigue siendo uno de los héroes más populares del mundo."

OPINIÓN PERSONAL

No tiendo a ser gran amigo de Batman fuera de la gran pantalla, y eso tengo que reconocerlo a pesar de no ser una opinión excesivamente bien recibida, pero con Batman: Gotham a luz de gas he conseguido amigarme durante unas cuantas páginas que bien hubiera agradecido que se expandieran. Supongo que ninguno de los autores llegará a leer jamás esta reseña, pero si por mí fuera, Mignola, Bareto, Russell y Augustyn, os doy vía libre para seguir jugando en esta misma línea.

Como intento de escritor la verdad es que no es la primera vez que se me pasa por mente el intentar escribir algo sobre superhéroes en el siglo XIX, buscar una especie de Kick-Ass en tiempos pasados. Ni siquiera sé se habrá escrito algo al respecto, pero creo que esta obra es lo más parecido posible a lo que yo tenía en mente. Salvando las distancias entre Dave Lizewski y Bruce Wayne, pero vaya... Ya me entendéis.
Con todo ello, este grupillo (o más bien grupazo) de autores ha conseguido recrear un siglo XIX a medio camino entre lo histórico y lo fantástico, una suerte de steampunk, que da cabida a Jack "el Destripador" y a Batman, a los bailes de la alta aristocracia y a los zepelines, a las fuerzas del orden más clásicas y a los autómatas más innovadores. Batman: Gotham a luz de gas se convierte en una invención en toda regla que configura las bases de un nuevo universo que creo que podría explotarse muchísimo más, siendo la versión de DC en respuesta al genial universo de 1602 de Marvel.

En cuanto al dibujo, y sé que algunos me llamarán pesado por aludir siempre a Mike Mignola, pero creo que es genial. Tal vez no siga tanto en la línea de El asombroso Cabeza de Tornillo y otros objetos extraños, posiblemente uno de sus trabajos más personales, pero consigue, a la par, dotar a las historias de un cierto toque oscuro que parece rodear siempre a la figura del promotor de Gotham, y darles una cierta luz que las separa de la misma manera de ese aura tan sombrío. Es de suponer que en esto hayan tenido algo que ver las figuras de Bareto y Russell, y aunque nunca había visto sus trabajos, hacen un trío magnífico para ambientas las historias de este siglo XIX tan atípico.

Si bien es cierto que echo en falta ciertos fetiches como la aparición del Joker y algo más de unión entre las historias, Batman: Gotham a luz de gas se ha convertido en un universo que creo, y espero, que deberían explotar mucho más, un primer granito de arena para iniciar lo que podría ser uno de estos escarceos fugaces que tengo de la mano de DC y que, de momento, no me dejan en absoluto con mal sabor de boca.

4 de 5