jueves, 23 de enero de 2014

Reseña: Los días que nos separan

De la mano de 

Título: Los días que nos separan
Autor: Laia Soler
Editorial: Plataforma Neo
Año de publicación: 2013
Páginas: 416
ISBN: 9788415750239
Precio: 17 €

"Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En los sueños, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella…. Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor. Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños."

OPINIÓN PERSONAL

Había leído bastantes buenas críticas por parte de otros blogueros literarios acerca de esta novela, y la verdad es que ha sido todo una confirmación de lo que otras personas decían: Una lectura preciosa y la mar de recomendable.

Partimos de dos historias paralelas: Abril, nuestra protagonista "real" se encuentra con un chico en la biblioteca que busca el mismo libro que ella, Peter Pan. Desde este momento nos introducimos en la historia de Marina, protagonista "onírica" de una historia ambientada en la Barcelona de 1914. Abril va a desarrollar una especie de obsesión por continuar la historia que se desarrolla durante sus sueños, historia que tiene unos cuentos nexos con la realidad. 
Mayoritariamente la historia se centra en Marina, una chica de clase obrera miembro de una familia numerosa y con un fuerte carácter, que acabará trabajando como niñera para sus vecinos del piso principal a la par que su madre actúa como nodriza. Empezar a trabajar para los Altarriba va a suponer todo un cambio, ya no sólo por ese salario de más que entra en casa, sino por Víctor, uno de los hermanos mayores con el cual va a iniciar una intrincada relación.
Esta historia del siglo pasado se ve combinada con los pasos que Abril sigue en su vida, la verdad es que tampoco tiene una situación familiar demasiado fácil, bastantes exámenes que estudiar y un misterioso chico, cartitas y encuentros.

Lo primero que me gustaría subrayar sobre esta novela es la forma en la que está escrita, tenemos un lenguaje cuidado y delicado a la par que firme y muy atrayente (En el sentido de que irremediablemente te acabas enganchando). Esto es algo que Pablo y yo decimos muchas veces, parece que se está perdiendo ese cuidado a la hora de escribir, y cuando te encuentras una novela bien escrita, con una léxico variado que deja de lado ese lenguaje digamos excesivamente coloquial, casi parece una obra preciosista. Pero no, en serio, me ha encantado como escribe esta chica. 
Otro rasgo a destacar es la historia y su ambientación, hablo de la Barcelona de 1914, y de como está tomando una situación real para introducir un par de personajes ficticios en pleno siglo pasado, llegando a incluir coplillas y citas de periódicos del momento. Aparte de ser una época bastante interesante, esta ambientación llena la historia y nos hace transportarnos a tiempos pasados donde en cine casi parecía algo mágico y la gente se asustaba al ver acercarse un tren por la pantalla. Podemos considerar quizás un tanto fuera de lugar esos toques de novela juvenil folletinesca, pero es que realmente es una historia de amor que en ese momento se saltaba todas las reglas ¿Por qué los protagonistas no iban a salirse un poquito del corsé?
La historia en general resulta bastante entretenida, divertida, tierna y emocionante en más de una ocasión. El hecho de que se encuadre en dos mundos distintos avanzando de forma simultánea hace que la lectura resulte más amena, y que, como le ocurre a Abril, el lector se muera de ganas de que finalmente caiga dormida. Aunque también es verdad que la realidad tiene su chicha con esas cartas que se dejan intencionadamente por Barcelona y que me encantaba leer, ese coqueteo y juegos son realmente geniales. 

Los personajes son, dentro de los prototipos, originales y distintos a su manera: Marina es la chica insolente e "impertinente" de familia humilde que piensa en mantener a su familia y en el bien común, no está interesada en lo mismo que el resto de chicas. Víctor es un señortio bien educado y ricachón, un poquito petulante, pero que va cambiando a lo largo de la novela, la verdad es que tal y como lo presentan parece un poco bipolar al más puro estilo Darcy con sus abruptas declaraciones. 
Paralelamente tenemos a Abril y Leo, de los cuales no sabemos demasiado, pero los sueños de la protagonista nos permiten construir el resto de su personalidad.
En última instancia, los secundarios, los amigos de Abril y su familia, que nos sumergen en la realidad con algún que otro toque de humor y dan pinceladas a esa historia más actual. 

En resumidas cuentas, ha sido una lectura amena y divertida que me ha gustado bastante y que me ha venido de perlas a la par que estudio la España del siglo pasado.

5 de 5

4 comentarios:

Nube de Frases dijo...

Uno de mis libros favoritos de 2013 :) Saludos.

Isa Martínez dijo...

¡Hola!
Ha sido una de mis mejores lecturas del año 2013, y tengo claro que en un futuro lo releeré, porque me encantó.
Un beso

Paola Rizo dijo...

He leído muchas críticas positivas, pero por lo pronto tengo tanto pendiente que no entra en mis planes aún xD aunque me apetecería algún día ^^

Me alegra que te gustara y suerte con los exámenes que, intuyo por lo que dices, tendrás.

Laurita dijo...

Tengo ganas de leerme este libro, la reseña es muy buena!!

un besito ^^

jueves, 23 de enero de 2014

Reseña: Los días que nos separan

De la mano de 

Título: Los días que nos separan
Autor: Laia Soler
Editorial: Plataforma Neo
Año de publicación: 2013
Páginas: 416
ISBN: 9788415750239
Precio: 17 €

"Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En los sueños, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella…. Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor. Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños."

OPINIÓN PERSONAL

Había leído bastantes buenas críticas por parte de otros blogueros literarios acerca de esta novela, y la verdad es que ha sido todo una confirmación de lo que otras personas decían: Una lectura preciosa y la mar de recomendable.

Partimos de dos historias paralelas: Abril, nuestra protagonista "real" se encuentra con un chico en la biblioteca que busca el mismo libro que ella, Peter Pan. Desde este momento nos introducimos en la historia de Marina, protagonista "onírica" de una historia ambientada en la Barcelona de 1914. Abril va a desarrollar una especie de obsesión por continuar la historia que se desarrolla durante sus sueños, historia que tiene unos cuentos nexos con la realidad. 
Mayoritariamente la historia se centra en Marina, una chica de clase obrera miembro de una familia numerosa y con un fuerte carácter, que acabará trabajando como niñera para sus vecinos del piso principal a la par que su madre actúa como nodriza. Empezar a trabajar para los Altarriba va a suponer todo un cambio, ya no sólo por ese salario de más que entra en casa, sino por Víctor, uno de los hermanos mayores con el cual va a iniciar una intrincada relación.
Esta historia del siglo pasado se ve combinada con los pasos que Abril sigue en su vida, la verdad es que tampoco tiene una situación familiar demasiado fácil, bastantes exámenes que estudiar y un misterioso chico, cartitas y encuentros.

Lo primero que me gustaría subrayar sobre esta novela es la forma en la que está escrita, tenemos un lenguaje cuidado y delicado a la par que firme y muy atrayente (En el sentido de que irremediablemente te acabas enganchando). Esto es algo que Pablo y yo decimos muchas veces, parece que se está perdiendo ese cuidado a la hora de escribir, y cuando te encuentras una novela bien escrita, con una léxico variado que deja de lado ese lenguaje digamos excesivamente coloquial, casi parece una obra preciosista. Pero no, en serio, me ha encantado como escribe esta chica. 
Otro rasgo a destacar es la historia y su ambientación, hablo de la Barcelona de 1914, y de como está tomando una situación real para introducir un par de personajes ficticios en pleno siglo pasado, llegando a incluir coplillas y citas de periódicos del momento. Aparte de ser una época bastante interesante, esta ambientación llena la historia y nos hace transportarnos a tiempos pasados donde en cine casi parecía algo mágico y la gente se asustaba al ver acercarse un tren por la pantalla. Podemos considerar quizás un tanto fuera de lugar esos toques de novela juvenil folletinesca, pero es que realmente es una historia de amor que en ese momento se saltaba todas las reglas ¿Por qué los protagonistas no iban a salirse un poquito del corsé?
La historia en general resulta bastante entretenida, divertida, tierna y emocionante en más de una ocasión. El hecho de que se encuadre en dos mundos distintos avanzando de forma simultánea hace que la lectura resulte más amena, y que, como le ocurre a Abril, el lector se muera de ganas de que finalmente caiga dormida. Aunque también es verdad que la realidad tiene su chicha con esas cartas que se dejan intencionadamente por Barcelona y que me encantaba leer, ese coqueteo y juegos son realmente geniales. 

Los personajes son, dentro de los prototipos, originales y distintos a su manera: Marina es la chica insolente e "impertinente" de familia humilde que piensa en mantener a su familia y en el bien común, no está interesada en lo mismo que el resto de chicas. Víctor es un señortio bien educado y ricachón, un poquito petulante, pero que va cambiando a lo largo de la novela, la verdad es que tal y como lo presentan parece un poco bipolar al más puro estilo Darcy con sus abruptas declaraciones. 
Paralelamente tenemos a Abril y Leo, de los cuales no sabemos demasiado, pero los sueños de la protagonista nos permiten construir el resto de su personalidad.
En última instancia, los secundarios, los amigos de Abril y su familia, que nos sumergen en la realidad con algún que otro toque de humor y dan pinceladas a esa historia más actual. 

En resumidas cuentas, ha sido una lectura amena y divertida que me ha gustado bastante y que me ha venido de perlas a la par que estudio la España del siglo pasado.

5 de 5

4 comentarios:

Nube de Frases dijo...

Uno de mis libros favoritos de 2013 :) Saludos.

Isa Martínez dijo...

¡Hola!
Ha sido una de mis mejores lecturas del año 2013, y tengo claro que en un futuro lo releeré, porque me encantó.
Un beso

Paola Rizo dijo...

He leído muchas críticas positivas, pero por lo pronto tengo tanto pendiente que no entra en mis planes aún xD aunque me apetecería algún día ^^

Me alegra que te gustara y suerte con los exámenes que, intuyo por lo que dices, tendrás.

Laurita dijo...

Tengo ganas de leerme este libro, la reseña es muy buena!!

un besito ^^