domingo, 7 de julio de 2013

Reseña: Nunca digas nunca

De la mano de

Título: Nunca digas nunca
Autor: Amy Lab
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2012
Páginas: 423
ISBN: 9788420412764
Precio: 15,50€

"La vida de Jacq da un giro trágico e imprevisto cuando pierde a sus padres y se ve obligada a trasladarse a un pueblo de la sierra de Madrid. Mientras trata de reponerse, tendrá que adaptarse a un país que le resulta ajeno y a un grupo de desconocidos, entre ellos, Samuel. Pronto se hará un hueco entre su pandilla e irá ganándose la confianza de todos, excepto la suya. Pero, ¿qué es lo que le ocurre a ese chico? ¿Cuál es la razón de ese haloenigmático que lo envuelve? Jacq no puede evitar hacerse preguntas acerca de este extraño que ahora duerme en la habitación de al lado y por el que empieza a sentir algo que se niega a reconocer. Las tardes en el bar, las risas en el lago y las fiestas nocturnas se convertirán en su día a día, pero tras todo ello se guarda un secreto que todos conocen y que nadie parece querer desvelar. Cada gesto es una señal; cada trozo de pasado, una pista que seguir… y a Jacq se le acaba el tiempo. ¿Será capaz de unir todas las piezas del misterio? ¿Será más fuerte ese fantasma que el amor que comienza a sentir?"

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Alfaguara su colaboración poniendo en nuestras manos uno de los ejemplares de esta novela, que parecía una novela juvenil al uso de estas que abundan a día de hoy en las estanterías de las librerías, y vale, tiene muchas cosas que la identifican como tal, pero a la par es fresca y nueva al añadir nuevos ingredientes a la trama. 
Esta novela nos cuenta la historia de Jacq, una chica que ha perdido a sus padres en un accidente marítimo y cuya custodia ha recaído en su tía Trudi que vive en España, lugar donde va a tener lugar la historia y a donde se va a tener que marchar nuestra protagonista, concretamente al pueblo de La Senda. EL siguiente paso en la vida de Jaqc va a ser adaptarse a las costumbres españolas y a sus nuevos amigos, dando lugar a algunos sentimientos que van más allá de la amistad. Por último, parece que hay una pequeña sombra, un misterio, que se cierne sobre sus nuevos amigos y que gira en torno a Agnès, la ex novia de su primo Samuel.

Respecto a la historia, ya he mencionado que aunque principalmente se trata de una novela juvenil romántica, tiene un toque e intrigas y misterio dado por el pasado de los chavales de La Senda, a la par que al final hay un momento de tensión bastante importante que las autoras han sabido llevar muy bien y hacer que me mordiera los labios hasta soltar un suspiro. La verdad es que ha sido una lectura que me ha sorprendido bastante, tanto por la historia que cuenta como por la forma de estar escrita, muy agradable, y aunque pueda parecer simple, creo que no es de esas novelas "vulgares" que por ser juveniles no son demasiado ricas en vocabulario. Creo que es una novela que ha pasado bastante desapercibida y es una pena, debido a lo bien que está.
Cabe destacar que se trata de una narración equilibrada, es decir, nos encontraremos con momentos más "triviales" centrados en el romance de los personajes, mientras que en otros se nos ofrece la información justa para ir atando cabos poco a poco. Igualmente, me gustaría subrayar que ha sido una de las pocas veces en las que me encuentro diálogos y actitudes realistas, sin dejar de lado algún que otro taco, pero sin llegar a esos niveles de "Pero que buenas estás, no tú más, ay tonta".
Por último a este respecto, es una narración en tercera persona, en la que se incluyen además correos entre Jaqc y Phoebe (Su mejor amiga en Estados Unidos) y diversos puntos de vista, lo que nos permite estar al tanto de los que les va pasado a distintos personajes. 

Respecto a los personajes, esta ha sido una protagonista con la que he cuajado bien, es decir, al principio tenía una actitud un poco dispersa (Por decirlo de alguna manera) dada su situación, pero no se queda ahí, sino que va evolucionando con el avance de la trama y de los acontecimientos, es coherente y no es una niñata pesada. Igualmente, se va a enamorar, pero no va a suponer un subidón de azúcar ni nada por el estilo, aunque tenga sus momentos más cursis, se hace soportable. En fin, que lo que más me ha llamado de este personaje es su evolución a lo largo de la novela y que da la sensación de ser una persona, nada de un perifollo plano.
Samuel, por otro lado, casi se puede considerar como su polo opuesto, como ella misma lo denomina: Un marciano, ya que tiene la cabeza en otra parte, pero claro, está justificado, e igualmente también va evolucionando. Se puede decir que esta pareja de personajes se apoyan el uno en el otro para ir avanzando.
Respecto a los secundarios, destacan Marcos y Sandra, el primero siendo el buenorro playboy, y la segunda, su mejor amiga colada por él. Pueden parecer personajes arquetípicos, sí, pero de nuevo hay un trasfondo y una serie de historias y actitudes por detrás. El resto de amigos están en un segundo plano, exceptuando a Lucía que no merece comentario alguno por estúpida. 

En resumidas cuentas, ha sido una lectura la mar de amena, que devoraba y devoraba hasta que llegó el final y me dejó con ganas de más.

4,5 de 5

domingo, 7 de julio de 2013

Reseña: Nunca digas nunca

De la mano de

Título: Nunca digas nunca
Autor: Amy Lab
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2012
Páginas: 423
ISBN: 9788420412764
Precio: 15,50€

"La vida de Jacq da un giro trágico e imprevisto cuando pierde a sus padres y se ve obligada a trasladarse a un pueblo de la sierra de Madrid. Mientras trata de reponerse, tendrá que adaptarse a un país que le resulta ajeno y a un grupo de desconocidos, entre ellos, Samuel. Pronto se hará un hueco entre su pandilla e irá ganándose la confianza de todos, excepto la suya. Pero, ¿qué es lo que le ocurre a ese chico? ¿Cuál es la razón de ese haloenigmático que lo envuelve? Jacq no puede evitar hacerse preguntas acerca de este extraño que ahora duerme en la habitación de al lado y por el que empieza a sentir algo que se niega a reconocer. Las tardes en el bar, las risas en el lago y las fiestas nocturnas se convertirán en su día a día, pero tras todo ello se guarda un secreto que todos conocen y que nadie parece querer desvelar. Cada gesto es una señal; cada trozo de pasado, una pista que seguir… y a Jacq se le acaba el tiempo. ¿Será capaz de unir todas las piezas del misterio? ¿Será más fuerte ese fantasma que el amor que comienza a sentir?"

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Alfaguara su colaboración poniendo en nuestras manos uno de los ejemplares de esta novela, que parecía una novela juvenil al uso de estas que abundan a día de hoy en las estanterías de las librerías, y vale, tiene muchas cosas que la identifican como tal, pero a la par es fresca y nueva al añadir nuevos ingredientes a la trama. 
Esta novela nos cuenta la historia de Jacq, una chica que ha perdido a sus padres en un accidente marítimo y cuya custodia ha recaído en su tía Trudi que vive en España, lugar donde va a tener lugar la historia y a donde se va a tener que marchar nuestra protagonista, concretamente al pueblo de La Senda. EL siguiente paso en la vida de Jaqc va a ser adaptarse a las costumbres españolas y a sus nuevos amigos, dando lugar a algunos sentimientos que van más allá de la amistad. Por último, parece que hay una pequeña sombra, un misterio, que se cierne sobre sus nuevos amigos y que gira en torno a Agnès, la ex novia de su primo Samuel.

Respecto a la historia, ya he mencionado que aunque principalmente se trata de una novela juvenil romántica, tiene un toque e intrigas y misterio dado por el pasado de los chavales de La Senda, a la par que al final hay un momento de tensión bastante importante que las autoras han sabido llevar muy bien y hacer que me mordiera los labios hasta soltar un suspiro. La verdad es que ha sido una lectura que me ha sorprendido bastante, tanto por la historia que cuenta como por la forma de estar escrita, muy agradable, y aunque pueda parecer simple, creo que no es de esas novelas "vulgares" que por ser juveniles no son demasiado ricas en vocabulario. Creo que es una novela que ha pasado bastante desapercibida y es una pena, debido a lo bien que está.
Cabe destacar que se trata de una narración equilibrada, es decir, nos encontraremos con momentos más "triviales" centrados en el romance de los personajes, mientras que en otros se nos ofrece la información justa para ir atando cabos poco a poco. Igualmente, me gustaría subrayar que ha sido una de las pocas veces en las que me encuentro diálogos y actitudes realistas, sin dejar de lado algún que otro taco, pero sin llegar a esos niveles de "Pero que buenas estás, no tú más, ay tonta".
Por último a este respecto, es una narración en tercera persona, en la que se incluyen además correos entre Jaqc y Phoebe (Su mejor amiga en Estados Unidos) y diversos puntos de vista, lo que nos permite estar al tanto de los que les va pasado a distintos personajes. 

Respecto a los personajes, esta ha sido una protagonista con la que he cuajado bien, es decir, al principio tenía una actitud un poco dispersa (Por decirlo de alguna manera) dada su situación, pero no se queda ahí, sino que va evolucionando con el avance de la trama y de los acontecimientos, es coherente y no es una niñata pesada. Igualmente, se va a enamorar, pero no va a suponer un subidón de azúcar ni nada por el estilo, aunque tenga sus momentos más cursis, se hace soportable. En fin, que lo que más me ha llamado de este personaje es su evolución a lo largo de la novela y que da la sensación de ser una persona, nada de un perifollo plano.
Samuel, por otro lado, casi se puede considerar como su polo opuesto, como ella misma lo denomina: Un marciano, ya que tiene la cabeza en otra parte, pero claro, está justificado, e igualmente también va evolucionando. Se puede decir que esta pareja de personajes se apoyan el uno en el otro para ir avanzando.
Respecto a los secundarios, destacan Marcos y Sandra, el primero siendo el buenorro playboy, y la segunda, su mejor amiga colada por él. Pueden parecer personajes arquetípicos, sí, pero de nuevo hay un trasfondo y una serie de historias y actitudes por detrás. El resto de amigos están en un segundo plano, exceptuando a Lucía que no merece comentario alguno por estúpida. 

En resumidas cuentas, ha sido una lectura la mar de amena, que devoraba y devoraba hasta que llegó el final y me dejó con ganas de más.

4,5 de 5