martes, 30 de julio de 2013

Reseña: Bioko

De la mano de:

Título: Bioko
Autor: Marc Pastor
Editorial: Planeta
Año de publicación: 2013
Páginas: 448
ISBN: 9788408112006
Precio: 15 €

"A finales del siglo XIX, Moisés Corvo, un joven y rebelde soldado barcelonés, destinado en el destacamento español del norte de África, es acusado de indisciplina, robo y traición y trasladado a la isla de Fernando Poo, antigua Bioko. El destacamento de Santa Isabel, conocido como Villa Penitencia, alberga toda clase de escoria social, ya que todos sus residentes tienen alguna falta que purgar. Pero Corvo no logra pasar desapercibido, tanto por su carácter bravucón como por su facilidad innata para meterse en líos. Intentando resolver la desaparición de Rosario, la mujer nativa de uno de sus contactos en la isla, Corvo presencia una terrible matanza de indígenas. La isla será entonces escenario de extraños acontecimientos, que bien podrían cambiar por completo el destino de sus habitantes y de toda la civilización."

OPINIÓN PERSONAL

Sinceramente, tenía unas ganas tremendas de leer Bioko, y justo acabo de dejarlo sobre la mesilla con una ligera sensación de desencanto que ahora os comentaré. Marc Pastor es, según me parece a mí, un gran escritor, pero creo que todavía le quedan por pulir unos cuantos aspectos.

A nivel de trama se me hace bastante apetecible: Una historia situada a finales del XIX en una colonia española con menciones a 20000 leguas de viaje submarino, a la Atlántida, viajes en el tiempo y asesinatos. Creo que estos elementos harían de la obra de Pastor una novela muy jugosa, a lo que, si sumamos una narrativa bastante ligera a la hora de leer y una buena métrica de los ritmos, Bioko tenía todas las de ser una impresionante novela de tintes decimonónicos renovados. Una suerte de Julio Verne contemporáneo... De no ser porque durante las 300 primeras páginas no pasa nada.
A ver, hay que matizarlo. No es que no suceda nada durante 300 páginas, pero creo, como lector, que se cargan con demasiado peso para el que realmente tienen posteriormente. Personalmente, hubiera dado mayor relevancia a lo sucedido tras la incursión en la selva por parte de un grupo de expedicionarios que consiguen llegar al Lago de los No-Nacidos, que es donde reside buena parte de la clave de la novela y que, desde mi punto de vista podría haber dado mucha más chicha de la que termina por plasmarse en las páginas. Creo que me he tragado mucho más fácilmente las últimas 150, y con muchas más ganas, que el resto de Bioko. Lo "malo" es que Pastor sabe ir intercalando algunos detalles que te hacen creer que el detonante está a la vuelta de la esquina, obligándote a seguir leyendo para intentar alcanzarlo hasta que llega. Le cuesta arrancar, y eso se nota mucho.


En cuanto a los personajes, creo que son un poco el resultado de un autor que ha mamado mucha literatura e historia de un XIX inglés que ha intentado tratar bajo una perspectiva más española. Así he ido pudiendo ver rasgos de Allan Quatermain, de Sherlock Holmes, del capitán Nemo, de Jack "el Destripador" (algo que veía venir muy desde el principio, pero que ha conseguido sacarme una sonrisa) o incluso de la cultura audiovisual con un deje de Django desencadenado en un par de escenas muy concretas, siempre reinterpretado bajo una visión más castiza, desenfadada y rebelde. A pesar de ello, Moisés Corvo es un personaje que termina por hacérseme odioso. Menos que sus compañeros, sí, pero odioso igualmente. No es que le desee ningún mal, pero creo que el final de la novela no es justo, ya no con él, sino con otros que tienen tantos o más méritos y que no son tan reconocidos por el autor o incluso por sus compañeros de páginas, aunque creo que es nuestra labor el poder reconocer sus esfuerzos.

Creo que no me queda mucho más que decir. Bioko es una novela que cojea bastante en la composición general, pero que destaca en ciertos detalles como la composición de ritmos casi de película, con una muy buena escritura, ligera de leer y que sabe aprovechar los momentos de bajón para introducir detalles que te obligan a continuar. No sé cuál ha sido el motivo para no terminar de convencerme, ya que todo esto me lleva a pensar que el propio Marc Pastor es consciente de sus fallos y sus virtudes. Personalmente, no se va a convertir en una de mis lecturas favoritas, pero no me importaría darle otra oportunidad al autor con una futura novela.


2 de 5

2 comentarios:

Doc Moriarty dijo...

Gracias, por tu reseña, aunque no te haya gustado.
Entiendo lo de las 300 primeras páginas (dejémoslo en 200, va). Me planteé la novela como un viaje, un trayecto largo de alguien que huye de casa. Para mi era tan importante el dónde va como el cómo va. Comprendo que esperases la parte final desde un principio, y es un riesgo que tomé al decidir escribir así la novela.
Sobre Moisés Corvo, ¡¡¡eres el primer lector a quien no le cae bien!!! Jajajaja. Curioso. Hasta ahora no me había pasado. Bueno, salvo en su reaparición en La mala mujer, no le vas a volver a ver, así que ningún problema.
Saludos!

PB dijo...

Y yo creo que eres el primer escritor que se toma a bien una "mala" crítica, así que gracias por tu paciencia para leerla ^^ La verdad es que ya comento que me encanta tu estilo, me parece muy personal, y creo que es lo que salva buena parte de la novela, pero supongo que el haber ido con la idea de una novela de aventuras y encontrarme con eso no fue una primera buena toma de contacto. De todas formas no me importaría coger de nuevo uno de tus libros ^^ Gracias de verdad por pasarte y tomártelo con humor.

martes, 30 de julio de 2013

Reseña: Bioko

De la mano de:

Título: Bioko
Autor: Marc Pastor
Editorial: Planeta
Año de publicación: 2013
Páginas: 448
ISBN: 9788408112006
Precio: 15 €

"A finales del siglo XIX, Moisés Corvo, un joven y rebelde soldado barcelonés, destinado en el destacamento español del norte de África, es acusado de indisciplina, robo y traición y trasladado a la isla de Fernando Poo, antigua Bioko. El destacamento de Santa Isabel, conocido como Villa Penitencia, alberga toda clase de escoria social, ya que todos sus residentes tienen alguna falta que purgar. Pero Corvo no logra pasar desapercibido, tanto por su carácter bravucón como por su facilidad innata para meterse en líos. Intentando resolver la desaparición de Rosario, la mujer nativa de uno de sus contactos en la isla, Corvo presencia una terrible matanza de indígenas. La isla será entonces escenario de extraños acontecimientos, que bien podrían cambiar por completo el destino de sus habitantes y de toda la civilización."

OPINIÓN PERSONAL

Sinceramente, tenía unas ganas tremendas de leer Bioko, y justo acabo de dejarlo sobre la mesilla con una ligera sensación de desencanto que ahora os comentaré. Marc Pastor es, según me parece a mí, un gran escritor, pero creo que todavía le quedan por pulir unos cuantos aspectos.

A nivel de trama se me hace bastante apetecible: Una historia situada a finales del XIX en una colonia española con menciones a 20000 leguas de viaje submarino, a la Atlántida, viajes en el tiempo y asesinatos. Creo que estos elementos harían de la obra de Pastor una novela muy jugosa, a lo que, si sumamos una narrativa bastante ligera a la hora de leer y una buena métrica de los ritmos, Bioko tenía todas las de ser una impresionante novela de tintes decimonónicos renovados. Una suerte de Julio Verne contemporáneo... De no ser porque durante las 300 primeras páginas no pasa nada.
A ver, hay que matizarlo. No es que no suceda nada durante 300 páginas, pero creo, como lector, que se cargan con demasiado peso para el que realmente tienen posteriormente. Personalmente, hubiera dado mayor relevancia a lo sucedido tras la incursión en la selva por parte de un grupo de expedicionarios que consiguen llegar al Lago de los No-Nacidos, que es donde reside buena parte de la clave de la novela y que, desde mi punto de vista podría haber dado mucha más chicha de la que termina por plasmarse en las páginas. Creo que me he tragado mucho más fácilmente las últimas 150, y con muchas más ganas, que el resto de Bioko. Lo "malo" es que Pastor sabe ir intercalando algunos detalles que te hacen creer que el detonante está a la vuelta de la esquina, obligándote a seguir leyendo para intentar alcanzarlo hasta que llega. Le cuesta arrancar, y eso se nota mucho.


En cuanto a los personajes, creo que son un poco el resultado de un autor que ha mamado mucha literatura e historia de un XIX inglés que ha intentado tratar bajo una perspectiva más española. Así he ido pudiendo ver rasgos de Allan Quatermain, de Sherlock Holmes, del capitán Nemo, de Jack "el Destripador" (algo que veía venir muy desde el principio, pero que ha conseguido sacarme una sonrisa) o incluso de la cultura audiovisual con un deje de Django desencadenado en un par de escenas muy concretas, siempre reinterpretado bajo una visión más castiza, desenfadada y rebelde. A pesar de ello, Moisés Corvo es un personaje que termina por hacérseme odioso. Menos que sus compañeros, sí, pero odioso igualmente. No es que le desee ningún mal, pero creo que el final de la novela no es justo, ya no con él, sino con otros que tienen tantos o más méritos y que no son tan reconocidos por el autor o incluso por sus compañeros de páginas, aunque creo que es nuestra labor el poder reconocer sus esfuerzos.

Creo que no me queda mucho más que decir. Bioko es una novela que cojea bastante en la composición general, pero que destaca en ciertos detalles como la composición de ritmos casi de película, con una muy buena escritura, ligera de leer y que sabe aprovechar los momentos de bajón para introducir detalles que te obligan a continuar. No sé cuál ha sido el motivo para no terminar de convencerme, ya que todo esto me lleva a pensar que el propio Marc Pastor es consciente de sus fallos y sus virtudes. Personalmente, no se va a convertir en una de mis lecturas favoritas, pero no me importaría darle otra oportunidad al autor con una futura novela.


2 de 5

2 comentarios:

Doc Moriarty dijo...

Gracias, por tu reseña, aunque no te haya gustado.
Entiendo lo de las 300 primeras páginas (dejémoslo en 200, va). Me planteé la novela como un viaje, un trayecto largo de alguien que huye de casa. Para mi era tan importante el dónde va como el cómo va. Comprendo que esperases la parte final desde un principio, y es un riesgo que tomé al decidir escribir así la novela.
Sobre Moisés Corvo, ¡¡¡eres el primer lector a quien no le cae bien!!! Jajajaja. Curioso. Hasta ahora no me había pasado. Bueno, salvo en su reaparición en La mala mujer, no le vas a volver a ver, así que ningún problema.
Saludos!

PB dijo...

Y yo creo que eres el primer escritor que se toma a bien una "mala" crítica, así que gracias por tu paciencia para leerla ^^ La verdad es que ya comento que me encanta tu estilo, me parece muy personal, y creo que es lo que salva buena parte de la novela, pero supongo que el haber ido con la idea de una novela de aventuras y encontrarme con eso no fue una primera buena toma de contacto. De todas formas no me importaría coger de nuevo uno de tus libros ^^ Gracias de verdad por pasarte y tomártelo con humor.