viernes, 18 de enero de 2013

Reseña: Sentido y Sensibilidad

De la mano de

Título: Sentido y Sensibilidad
Autor: Jane Austen
Editorial: Grupo Correo de Comunicación
Año de publicación: Edición de 1996
Páginas: 412
ISBN: 8440667787
Precio: 2€

"Las dos hermanas Dashwood viven modestamente con su madre en una casita de campo, lejos del bullicio de Londres, pero sus actitudes ante la vida y el amor son totalmente distintas. Elinor, la mayor, es prudente y juiciosa, sabe qué lugar le corresponde en sociedad y no se deja llevar por impulsos ni corazonadas. Marianne, más espontánea y confiada, desea ante todo ser feliz y no oculta nunca sus sentimientos. La aparición del joven Willoughby, un distinguido caballero que la rescata de una repentina tormenta, va a poner a prueba por primera vez la manera de ser de ambas hermanas: el sentido común de Elinor y la exacerbada sensibilidad de Marianne."

OPINIÓN PERSONAL

Desde hace bastante quería catar algo de esta autora, por lo que supuso toda una oportunidad encontrar este libro en un mercadillo navideño, de segunda mano pero en perfecto estado además de a un módico precio: 2€.

Dejando de lado las aventuras de este libro, como nos dice la sinopsis, la historia se centra en la vida en la campiña inglesa de las hermanas Dashwood y su madre. Personalmente tengo preferencia por Elinor, la mayor, mucho más razonable, aunque pueda llegar a parecer fría e insensible, es correcta y actúa de acuerdo con lo que se espera de una joven. Marianne podría ser la imagen de la adolescente que tenemos hoy en día, inconformista y sincera, dispuesta a saltarse los renglones entre los que se ha de encontrar su comportamiento, muy apasionada a la par que un mero tropiezo puede suponer para ella el fin del mundo. Cada una de las hermanas tiene sus pretendientes: Edward, en el caso de Elinor, y conforme avanzamos en el libro, Willoughby como el pretendiente de Marianne. Por supuesto, se trata de una novela de amor y romance, pero Austen no ceja en su empeño de dar una vuelta de tuerca tras otra, dejando claro que no todo es lo que parece. En esta novela podemos encontrar todo un don Juan, Willoughby,  cuya sinceridad deja mucho que desear, un Edward tímido y callado, a las horribles señoritas Steele y sus tretas y, en fin, toda la ironía y sarcasmo que se puede percibir en algunas de las líneas de Austen.

En cuanto a la historia, el hecho de decir que se trata de una mera novela romántica se queda corto, ya que, por supuesto tenemos a las hermanas enamoradas, pero a la par se nos muestra toda una sociedad de aparato y ceremonia, donde el que menos te lo esperas puede darte una buena sorpresa. La trama no esta exenta de líos y de giros argumentales, con un comienzo que nos deja con los ojos como platos (La señora de John Dashwood da mucha guerra) para después sumergirnos en el mundo de las Dashwood, sus aventuras en el campo y su viaje a Londres. Austen no da tregua al lector con la aparición constante de personajes, si no es una cena, es un baile privado; cada capítulo resulta más entretenido, aunque el lenguaje se salga un poco de lo que predomina hoy día y no este exento de florituras en el lenguaje, resulta una lectura cómoda y entretenida. 

Los personajes son de lo más originales. Las hermanas protagonistas son dos polos opuestos, al igual que los pretendientes y los engaños a los que serán sometidas. Los personajes secundarios son de lo más variopintos, algunos con el carácter que se espera de ellos, como puede ser la madre de las señoritas (Aunque su madurez esté un tanto por debajo de la de Elinor), las mujeres de la sociedad con más malicia que otra cosa, a la par que astutas, alguna que otra cabeza hueca... En fin, se podría decir que el abanico de caracteres es de lo más variado.

En resumidas cuentas, un clásico digno de ser leído, entretenido y divertido, con una gran variedad y riqueza. Una historia de amor a la antigua usanza. Merece la pena darle esta oportunidad, y espero que la segunda novela de Austen que voy a leer en este reto, sea igual de buena que esta.

Por cierto: ¿Señoritas Steele? ¿Señorita Grey? ¿Coincidencia? 
Realmente asusta.


4 de 5

viernes, 18 de enero de 2013

Reseña: Sentido y Sensibilidad

De la mano de

Título: Sentido y Sensibilidad
Autor: Jane Austen
Editorial: Grupo Correo de Comunicación
Año de publicación: Edición de 1996
Páginas: 412
ISBN: 8440667787
Precio: 2€

"Las dos hermanas Dashwood viven modestamente con su madre en una casita de campo, lejos del bullicio de Londres, pero sus actitudes ante la vida y el amor son totalmente distintas. Elinor, la mayor, es prudente y juiciosa, sabe qué lugar le corresponde en sociedad y no se deja llevar por impulsos ni corazonadas. Marianne, más espontánea y confiada, desea ante todo ser feliz y no oculta nunca sus sentimientos. La aparición del joven Willoughby, un distinguido caballero que la rescata de una repentina tormenta, va a poner a prueba por primera vez la manera de ser de ambas hermanas: el sentido común de Elinor y la exacerbada sensibilidad de Marianne."

OPINIÓN PERSONAL

Desde hace bastante quería catar algo de esta autora, por lo que supuso toda una oportunidad encontrar este libro en un mercadillo navideño, de segunda mano pero en perfecto estado además de a un módico precio: 2€.

Dejando de lado las aventuras de este libro, como nos dice la sinopsis, la historia se centra en la vida en la campiña inglesa de las hermanas Dashwood y su madre. Personalmente tengo preferencia por Elinor, la mayor, mucho más razonable, aunque pueda llegar a parecer fría e insensible, es correcta y actúa de acuerdo con lo que se espera de una joven. Marianne podría ser la imagen de la adolescente que tenemos hoy en día, inconformista y sincera, dispuesta a saltarse los renglones entre los que se ha de encontrar su comportamiento, muy apasionada a la par que un mero tropiezo puede suponer para ella el fin del mundo. Cada una de las hermanas tiene sus pretendientes: Edward, en el caso de Elinor, y conforme avanzamos en el libro, Willoughby como el pretendiente de Marianne. Por supuesto, se trata de una novela de amor y romance, pero Austen no ceja en su empeño de dar una vuelta de tuerca tras otra, dejando claro que no todo es lo que parece. En esta novela podemos encontrar todo un don Juan, Willoughby,  cuya sinceridad deja mucho que desear, un Edward tímido y callado, a las horribles señoritas Steele y sus tretas y, en fin, toda la ironía y sarcasmo que se puede percibir en algunas de las líneas de Austen.

En cuanto a la historia, el hecho de decir que se trata de una mera novela romántica se queda corto, ya que, por supuesto tenemos a las hermanas enamoradas, pero a la par se nos muestra toda una sociedad de aparato y ceremonia, donde el que menos te lo esperas puede darte una buena sorpresa. La trama no esta exenta de líos y de giros argumentales, con un comienzo que nos deja con los ojos como platos (La señora de John Dashwood da mucha guerra) para después sumergirnos en el mundo de las Dashwood, sus aventuras en el campo y su viaje a Londres. Austen no da tregua al lector con la aparición constante de personajes, si no es una cena, es un baile privado; cada capítulo resulta más entretenido, aunque el lenguaje se salga un poco de lo que predomina hoy día y no este exento de florituras en el lenguaje, resulta una lectura cómoda y entretenida. 

Los personajes son de lo más originales. Las hermanas protagonistas son dos polos opuestos, al igual que los pretendientes y los engaños a los que serán sometidas. Los personajes secundarios son de lo más variopintos, algunos con el carácter que se espera de ellos, como puede ser la madre de las señoritas (Aunque su madurez esté un tanto por debajo de la de Elinor), las mujeres de la sociedad con más malicia que otra cosa, a la par que astutas, alguna que otra cabeza hueca... En fin, se podría decir que el abanico de caracteres es de lo más variado.

En resumidas cuentas, un clásico digno de ser leído, entretenido y divertido, con una gran variedad y riqueza. Una historia de amor a la antigua usanza. Merece la pena darle esta oportunidad, y espero que la segunda novela de Austen que voy a leer en este reto, sea igual de buena que esta.

Por cierto: ¿Señoritas Steele? ¿Señorita Grey? ¿Coincidencia? 
Realmente asusta.


4 de 5