lunes, 21 de enero de 2013

Reseña: Fantasmagoría: La dama y el diplomático

De la mano de:

Título: Fantasmagoría: La dama y el diplomático
Autor: Frank Palacios y Josema Carrasco
Editorial: EsFinge Siglo 21
Año de publicación: 2012
Páginas: 30
ISBN: 9788494075407
Precio: 9,99 €

"Mediados del siglo XIX, noche de carnaval, miradas de dos extraños danzando al compás del destino en un baile de máscaras en el que el tiempo parece detenerse, pétalos arrebatados de esperanza... La eternidad en un suspiro."


OPINIÓN PERSONAL

Tengo que decir que este cómic me llamó la atención ya desde el comienzo, más que por el cómic en sí, por la entrada que hizo en nuestras vidas. Habíamos llegado al Salón del Cómic de Zaragoza, y estábamos dando una vuelta para ver qué había por allí (vestidos de manera decimonónica, todo sea dicho), cuando de repente, un par de señores muy sonrientes se abalanzaron sobre nosotros con un ejemplar pidiéndonos que si nos podíamos hacer una foto con él. La verdad es que apenas hubo tiempo para reaccionar, pero después de esta foto tan inesperada estuvimos hablando con ellos sobre el cómic, la temática y el porqué de su abordaje repentino y su entusiasmo al vernos ataviados como si estuviéramos recién salidos de sus páginas. Y la verdad es que me convencieron.

La dama y el diplomático es la primera entrega de una serie de cómics ambientados en el XIX, concretamente en España, si no me equivoco, en distintos puntos del país, indagando sobre las leyendas urbanas, los mitos, las historias de calle... El argumento de este en concreto surge cuando un diplomático extranjero llega a regañadientes a un baile de máscaras en plena noche de Madrid, donde conocerá a una misteriosa dama que sólo tiene ganas de divertirse. La verdad es que el argumento es bastante sencillo, y aunque no se ve demasiado enrevesado según avanza la trama y el final es bastante obvio (al menos para los que hemos visto más de una vez Cuarto Milenio), hace que, no se de qué manera, quieras leértelo de una sentada. Cabe mencionar también que, así como otros cómics que he leído dan muchas cosas por sentadas, en este caso, bien por simplificar la trama, bien por querer ser claro, no. Todo lo que necesitas saber está ahí, sobre las páginas. Sé que no es el primer trabajo de Frank Palacios (¿Quién puede olvidar Los ladrones van a la oficina o Club Disney?), pero... No es que esté seguro, es que ojalá que no sea el último.


Por otro lado, Josema Carrasco nos da un estilo de dibujo que no sabría muy bien como definir, ya que no es algo que hubiera visto antes, al menos aplicado al mundo del cómic. Es de trazo sencillo, sin un exceso de detalle ni recargando la escena con demasiados elementos, cosa que muchas veces hace que te pierdas en el dibujo sin poder atender a la trama. Todo ello mezclado con una gama de colores que se repiten y que sabe muy bien cómo utilizar para centrar nuestra atención. Así aprovecha también que hay pocos personajes para que podamos reconocerlos a la perfección, y buscando también una naturalidad y fluidez en los movimientos que tampoco suele ser muy habitual. Por no comentar la expresión del diplomático cuando conoce la macabra verdad. Sinceramente, creo que es la primera reacción creíble que veo a un hecho como el que cierra el cómic. En definitiva, no es un estilo al que esté acostumbrado, pero creo que encaja a la perfección con la limpieza y sencillez de la trama.

No me queda mucho más que decir, así que simplemente os animo a leerlo, porque merece la pena. Un buen trabajo de guión y no menos currado a nivel gráfico. En general tiene muchos puntos fuertes, aunque creo que la historia podría ser más extensa, porque, personalmente, me dejó con ganas de más. En definitiva, creo que no hace falta decir que ya tengo ganas de leer el próximo episodio de Fantasmagoría.


3'5 de 5

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo... ¿Aún sin un comentario?
¡Pero qué invento es ésto!
Y que sepas que muchos guionistas matarían por trabajar en El Club Disney xD

Un abrazo!
Frank Palacios

josema carrasco dijo...

Gracias pablo

lunes, 21 de enero de 2013

Reseña: Fantasmagoría: La dama y el diplomático

De la mano de:

Título: Fantasmagoría: La dama y el diplomático
Autor: Frank Palacios y Josema Carrasco
Editorial: EsFinge Siglo 21
Año de publicación: 2012
Páginas: 30
ISBN: 9788494075407
Precio: 9,99 €

"Mediados del siglo XIX, noche de carnaval, miradas de dos extraños danzando al compás del destino en un baile de máscaras en el que el tiempo parece detenerse, pétalos arrebatados de esperanza... La eternidad en un suspiro."


OPINIÓN PERSONAL

Tengo que decir que este cómic me llamó la atención ya desde el comienzo, más que por el cómic en sí, por la entrada que hizo en nuestras vidas. Habíamos llegado al Salón del Cómic de Zaragoza, y estábamos dando una vuelta para ver qué había por allí (vestidos de manera decimonónica, todo sea dicho), cuando de repente, un par de señores muy sonrientes se abalanzaron sobre nosotros con un ejemplar pidiéndonos que si nos podíamos hacer una foto con él. La verdad es que apenas hubo tiempo para reaccionar, pero después de esta foto tan inesperada estuvimos hablando con ellos sobre el cómic, la temática y el porqué de su abordaje repentino y su entusiasmo al vernos ataviados como si estuviéramos recién salidos de sus páginas. Y la verdad es que me convencieron.

La dama y el diplomático es la primera entrega de una serie de cómics ambientados en el XIX, concretamente en España, si no me equivoco, en distintos puntos del país, indagando sobre las leyendas urbanas, los mitos, las historias de calle... El argumento de este en concreto surge cuando un diplomático extranjero llega a regañadientes a un baile de máscaras en plena noche de Madrid, donde conocerá a una misteriosa dama que sólo tiene ganas de divertirse. La verdad es que el argumento es bastante sencillo, y aunque no se ve demasiado enrevesado según avanza la trama y el final es bastante obvio (al menos para los que hemos visto más de una vez Cuarto Milenio), hace que, no se de qué manera, quieras leértelo de una sentada. Cabe mencionar también que, así como otros cómics que he leído dan muchas cosas por sentadas, en este caso, bien por simplificar la trama, bien por querer ser claro, no. Todo lo que necesitas saber está ahí, sobre las páginas. Sé que no es el primer trabajo de Frank Palacios (¿Quién puede olvidar Los ladrones van a la oficina o Club Disney?), pero... No es que esté seguro, es que ojalá que no sea el último.


Por otro lado, Josema Carrasco nos da un estilo de dibujo que no sabría muy bien como definir, ya que no es algo que hubiera visto antes, al menos aplicado al mundo del cómic. Es de trazo sencillo, sin un exceso de detalle ni recargando la escena con demasiados elementos, cosa que muchas veces hace que te pierdas en el dibujo sin poder atender a la trama. Todo ello mezclado con una gama de colores que se repiten y que sabe muy bien cómo utilizar para centrar nuestra atención. Así aprovecha también que hay pocos personajes para que podamos reconocerlos a la perfección, y buscando también una naturalidad y fluidez en los movimientos que tampoco suele ser muy habitual. Por no comentar la expresión del diplomático cuando conoce la macabra verdad. Sinceramente, creo que es la primera reacción creíble que veo a un hecho como el que cierra el cómic. En definitiva, no es un estilo al que esté acostumbrado, pero creo que encaja a la perfección con la limpieza y sencillez de la trama.

No me queda mucho más que decir, así que simplemente os animo a leerlo, porque merece la pena. Un buen trabajo de guión y no menos currado a nivel gráfico. En general tiene muchos puntos fuertes, aunque creo que la historia podría ser más extensa, porque, personalmente, me dejó con ganas de más. En definitiva, creo que no hace falta decir que ya tengo ganas de leer el próximo episodio de Fantasmagoría.


3'5 de 5

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo... ¿Aún sin un comentario?
¡Pero qué invento es ésto!
Y que sepas que muchos guionistas matarían por trabajar en El Club Disney xD

Un abrazo!
Frank Palacios

josema carrasco dijo...

Gracias pablo