miércoles, 19 de diciembre de 2012

Reseña: Kamikaze Girls

De la mano de


Título: Kamikaze Girls
Autor: Novala Takemoto
Editorial: VIZ Media
Año de publicación: 2008
Páginas: 211
ISBN: 9781421513959
Precio: 9,99 $

"Momoko es una lolita, devota de la moda del Rococó francés del siglo XVIII, los zapatos de Vivienne Westwood y el bordado. Ichigo es una yanki cuya lealtad hacia su banda de moteras roza el fanatismo.  ¿Qué podría llevar a estos dos personajes con personalidades y estilos increíblemente diferentes a juntarse entre los campos de arroz del Japón rural? ¿Es posible que una yanki y una lolita puedan convivir sin montones de derramamientos de sangre? ¿O están destinadas Ichigo y Momoko a formar un vínculo más allá de la moda y la lógica?"

OPINIÓN PERSONAL

Partimos en este caso de mi devoción hacia esta película, que realmente se encuentra entre mis favoritas ya que aúna por un lado escenarios urbanos japoneses, lolita y el acento macarril tan reconocible dentro del doblaje japonés.

Como bien nos dice la sinopsis, la historia se centra en Momoko, una lolita que inspira su día a día en la forma de vida propia de la época del Rococó, cuyas ideas en algunos casos pueden rozar la sociopatía, debido a una venta de prendas falsas de Versace, Ichigo (Conocida por todos como Ichiko, debido a que el significado de su nombre, "fresa", no resulta demasiado aterrador para una motera) llega a su casa. A partir de este primer encuentro, se sucederán las visitas de Ichigo, forjándose así lo que parece una amistad fuera de lo normal, así, se sucederán las visitas a las máquinas de pachinko, en las que Momoko tiene una extraña y desmesurada suerte, campañas de publicidad para Baby The Stars Shine Bright y en última instancia la búsqueda de Emma, la bordadora legendaria. 

Decir, en primer lugar, que me parece una auténtica pena que este libro no se haya traducido al español, ya que nos presenta una historia bastante amena y curiosa, algo fuera de lo normal, que podría atraer a un público bastante interesante. El hecho de leer en inglés era una novedad para mí, ya que aparte de los típicos libros del colegio no había leído nada más, pero estoy bastante contenta con la experiencia, ya que ha resultado bastante más sencillo de los que esperaba, dejando de lado algunas expresiones que tenía que buscar y rebuscar en Google Translator. Siempre resulta enriquecedor refrescar un poco el idioma, y más aún haciendo algo que te gusta. 

En cuanto a la historia: Fresca. Narrada en primera persona desde el punto de vista de Momoko, que nos presenta su visión de la realidad teñida de ese espíritu Barroco y una serie de premisas que se salen bastante de lo normal (Y en ocasiones de lo ético). No hay una distinción clara de capítulos o partes, aún así la historia no resulta densa, ya que en el momento que finaliza el párrafo, ya sabes que nos va a contar un nuevo acontecimiento. La narración resulta interesante, ya que se mezcla la propia historia, diálogos entre ellas y los comentarios de Momoko. Mezcla todo tipo de momentos, ya que realmente, y aunque tenga esos toques bizarros, es una historia realista, y en cualquier amistad hay momentos para reír, llorar, o en el caso de estas dos, jugar al pachinko. Yo, personalmente, me he reído de lo lindo con las ocurrencias de Takemoto.

Los personajes son fantásticos: Momoko se identifica como el álter ego del autor, pero es que tiene unas ideas y unos razonamientos que en fin, son tan absurdos y a la vez tan lógicos que nos hacen pensar; a la hora de hablar se muestra educada y me encanta que en algunos momentos se ponga a describir sus conjuntos lolitiles. Ichigo es basta como el esparto, pero a la par tiene un corazón de oro y un espíritu muy... macarra, realmente la relación entre estas dos es curiosa cuanto menos. Adoro ambos personajes, a la par que los secundarios son de lo más variopintos. 

Para terminar la reseña, voy a incluir una cita del libro que me pareció preciosa, aunque yo no soy mucho de esas cosas, ahí va:

"Wish I was grown up. Man, when and how am I ever gonna be a real grown-up?"
"After you've gone throught a lot of pain, and a lot of grief, and laughed a lot, and lost a lot, and felt a lot of anger, and a lot of sorrow, and cried a whole lot."
* * * 
"Me gustaría ser una adulta. Tío, ¿cómo y cuándo me convertiré en una adulta?"
"Después de haber pasado por un mucho dolor, y mucha pena, y te hayas reído un montón, y hayas perdido mucho, y hayas sentido mucha rabia, y mucho pesar, y llorado mucho."

5 de 5

No hay comentarios:

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Reseña: Kamikaze Girls

De la mano de


Título: Kamikaze Girls
Autor: Novala Takemoto
Editorial: VIZ Media
Año de publicación: 2008
Páginas: 211
ISBN: 9781421513959
Precio: 9,99 $

"Momoko es una lolita, devota de la moda del Rococó francés del siglo XVIII, los zapatos de Vivienne Westwood y el bordado. Ichigo es una yanki cuya lealtad hacia su banda de moteras roza el fanatismo.  ¿Qué podría llevar a estos dos personajes con personalidades y estilos increíblemente diferentes a juntarse entre los campos de arroz del Japón rural? ¿Es posible que una yanki y una lolita puedan convivir sin montones de derramamientos de sangre? ¿O están destinadas Ichigo y Momoko a formar un vínculo más allá de la moda y la lógica?"

OPINIÓN PERSONAL

Partimos en este caso de mi devoción hacia esta película, que realmente se encuentra entre mis favoritas ya que aúna por un lado escenarios urbanos japoneses, lolita y el acento macarril tan reconocible dentro del doblaje japonés.

Como bien nos dice la sinopsis, la historia se centra en Momoko, una lolita que inspira su día a día en la forma de vida propia de la época del Rococó, cuyas ideas en algunos casos pueden rozar la sociopatía, debido a una venta de prendas falsas de Versace, Ichigo (Conocida por todos como Ichiko, debido a que el significado de su nombre, "fresa", no resulta demasiado aterrador para una motera) llega a su casa. A partir de este primer encuentro, se sucederán las visitas de Ichigo, forjándose así lo que parece una amistad fuera de lo normal, así, se sucederán las visitas a las máquinas de pachinko, en las que Momoko tiene una extraña y desmesurada suerte, campañas de publicidad para Baby The Stars Shine Bright y en última instancia la búsqueda de Emma, la bordadora legendaria. 

Decir, en primer lugar, que me parece una auténtica pena que este libro no se haya traducido al español, ya que nos presenta una historia bastante amena y curiosa, algo fuera de lo normal, que podría atraer a un público bastante interesante. El hecho de leer en inglés era una novedad para mí, ya que aparte de los típicos libros del colegio no había leído nada más, pero estoy bastante contenta con la experiencia, ya que ha resultado bastante más sencillo de los que esperaba, dejando de lado algunas expresiones que tenía que buscar y rebuscar en Google Translator. Siempre resulta enriquecedor refrescar un poco el idioma, y más aún haciendo algo que te gusta. 

En cuanto a la historia: Fresca. Narrada en primera persona desde el punto de vista de Momoko, que nos presenta su visión de la realidad teñida de ese espíritu Barroco y una serie de premisas que se salen bastante de lo normal (Y en ocasiones de lo ético). No hay una distinción clara de capítulos o partes, aún así la historia no resulta densa, ya que en el momento que finaliza el párrafo, ya sabes que nos va a contar un nuevo acontecimiento. La narración resulta interesante, ya que se mezcla la propia historia, diálogos entre ellas y los comentarios de Momoko. Mezcla todo tipo de momentos, ya que realmente, y aunque tenga esos toques bizarros, es una historia realista, y en cualquier amistad hay momentos para reír, llorar, o en el caso de estas dos, jugar al pachinko. Yo, personalmente, me he reído de lo lindo con las ocurrencias de Takemoto.

Los personajes son fantásticos: Momoko se identifica como el álter ego del autor, pero es que tiene unas ideas y unos razonamientos que en fin, son tan absurdos y a la vez tan lógicos que nos hacen pensar; a la hora de hablar se muestra educada y me encanta que en algunos momentos se ponga a describir sus conjuntos lolitiles. Ichigo es basta como el esparto, pero a la par tiene un corazón de oro y un espíritu muy... macarra, realmente la relación entre estas dos es curiosa cuanto menos. Adoro ambos personajes, a la par que los secundarios son de lo más variopintos. 

Para terminar la reseña, voy a incluir una cita del libro que me pareció preciosa, aunque yo no soy mucho de esas cosas, ahí va:

"Wish I was grown up. Man, when and how am I ever gonna be a real grown-up?"
"After you've gone throught a lot of pain, and a lot of grief, and laughed a lot, and lost a lot, and felt a lot of anger, and a lot of sorrow, and cried a whole lot."
* * * 
"Me gustaría ser una adulta. Tío, ¿cómo y cuándo me convertiré en una adulta?"
"Después de haber pasado por un mucho dolor, y mucha pena, y te hayas reído un montón, y hayas perdido mucho, y hayas sentido mucha rabia, y mucho pesar, y llorado mucho."

5 de 5

No hay comentarios: