domingo, 16 de diciembre de 2012

Reseña: El Hobbit

De la mano de:

Título: El Hobbit
Autor: J.R.R. Tolkien
Editorial: Minotauro
Año de publicación: 2002
Páginas: 288
ISBN: 9788445073803
Precio: 19,90 €

"Smaug parecía profundamente dormido cuando Bilbo espió una vez más desde la entrada. ¡Pero fingía estar dormido! ¡Estaba vigilando la entrada del túnel!... Sacado de su cómodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiración que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnífico, un enorme y peligroso dragón..."

OPINIÓN PERSONAL

Imagino que como muchos de los críos de mi generación, me vi fascinado con las películas de Peter Jackson. El señor de los anillos es una de esas sagas que marcan en la vida de todo friki, y traté de leerme las obras originales de Tolkien, pero tengo que reconocer que no pasé de la página 100 de la edición que estaba leyendo, más las 50 de prólogo sobre los hobbits. Jamás pude terminarlo. Aún así, no me dí por rendido, y como regalo de Navidad de una de mis tías recibí El Hobbit. En su momento me lo tragué de un solo golpe, y volviéndolo a leer unos diez años después tengo que decir que es uno de esos libros que no envejece. Ni bien, ni mal. Simplemente no lo hace. Posiblemente sea la novela de aventuras fantástica que mejor se conserva con el paso del tiempo, y es que si Tolkien ha pasado a la historia, al menos se lo ha ganado.

Retomé la lectura de este libro hace unas semanas, motivado por el estreno de las nuevas películas de Peter Jackson (que tienen una pinta tremenda, todo sea dicho) y por releer alguna de esas obras de niñez. Aunque llega con algo de retraso desde que la escribí, creo que es el momento idóneo para publicar esta reseña. La trama es más que amena. La tranquila vida de Bilbo Bolsón, de Bolsón Cerrado, se ve interrumpida repentinamente por la llegada de 13 enanos que van en busca de aventuras. Nada más y nada menos que en busca del tesoro de Smaug, un enorme dragón que vive más allá del límite de lo imaginable para la vida de un sedentario hobbit. No es un argumento complicado, pero sí que da mucho más de sí de lo que una mente no tan lograda como la de Tolkien pudiera imaginar.


Aunque hay bastantes personajes y resulta casi imposible seguirlos a todos, terminas cogiéndoles cariño y comprendiendo a casi cada uno de ellos. Se trata, tal y como se subtitula la novela original, de un viaje de ida y vuelta. En este viaje se nos cuentan mil y una historias, cada una independiente de la anterior, pero todas ellas hacen que veas cómo Bilbo Bolsón y sus improvisados compañeros vayan creciendo (no literalmente) y nos sumerjan en ese universo de la Tierra Media de una manera mucho más ligera que en la afamada trilogía. Veremos a los señoriales elfos de las montañas y a los inesperados elfos de los bosques, a los estúpidos trolls y al legendario Gollum, a las elegantes águilas y a los hombres del río... Un recorrido de pleno por el universo de Tolkien.

En definitiva, El Hobbit es una de las mejores novelas de aventuras que he leído jamás. Sé que hay personas que no pueden con la fantasía épica, pero nunca dejaré de recomendarla, porque aunque todavía no he tragado la trilogía que me hizo llegar a ella, siempre será esa novela que leería y releería una y otra vez, y que, sinceramente, espero que permanezca en el tiempo. El señor de los anillos, pronto podré contigo...

5 de 5

1 comentario:

Yosu Rc! dijo...

Te pasa más o menos igual que a mí. Me costó mucho a mis 13 o 14 empezar con El Señor de los Anillos. Pero me papé El Hobbit en pocos días. Es genial.
Supongo que en el verano releeré todo...

domingo, 16 de diciembre de 2012

Reseña: El Hobbit

De la mano de:

Título: El Hobbit
Autor: J.R.R. Tolkien
Editorial: Minotauro
Año de publicación: 2002
Páginas: 288
ISBN: 9788445073803
Precio: 19,90 €

"Smaug parecía profundamente dormido cuando Bilbo espió una vez más desde la entrada. ¡Pero fingía estar dormido! ¡Estaba vigilando la entrada del túnel!... Sacado de su cómodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiración que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnífico, un enorme y peligroso dragón..."

OPINIÓN PERSONAL

Imagino que como muchos de los críos de mi generación, me vi fascinado con las películas de Peter Jackson. El señor de los anillos es una de esas sagas que marcan en la vida de todo friki, y traté de leerme las obras originales de Tolkien, pero tengo que reconocer que no pasé de la página 100 de la edición que estaba leyendo, más las 50 de prólogo sobre los hobbits. Jamás pude terminarlo. Aún así, no me dí por rendido, y como regalo de Navidad de una de mis tías recibí El Hobbit. En su momento me lo tragué de un solo golpe, y volviéndolo a leer unos diez años después tengo que decir que es uno de esos libros que no envejece. Ni bien, ni mal. Simplemente no lo hace. Posiblemente sea la novela de aventuras fantástica que mejor se conserva con el paso del tiempo, y es que si Tolkien ha pasado a la historia, al menos se lo ha ganado.

Retomé la lectura de este libro hace unas semanas, motivado por el estreno de las nuevas películas de Peter Jackson (que tienen una pinta tremenda, todo sea dicho) y por releer alguna de esas obras de niñez. Aunque llega con algo de retraso desde que la escribí, creo que es el momento idóneo para publicar esta reseña. La trama es más que amena. La tranquila vida de Bilbo Bolsón, de Bolsón Cerrado, se ve interrumpida repentinamente por la llegada de 13 enanos que van en busca de aventuras. Nada más y nada menos que en busca del tesoro de Smaug, un enorme dragón que vive más allá del límite de lo imaginable para la vida de un sedentario hobbit. No es un argumento complicado, pero sí que da mucho más de sí de lo que una mente no tan lograda como la de Tolkien pudiera imaginar.


Aunque hay bastantes personajes y resulta casi imposible seguirlos a todos, terminas cogiéndoles cariño y comprendiendo a casi cada uno de ellos. Se trata, tal y como se subtitula la novela original, de un viaje de ida y vuelta. En este viaje se nos cuentan mil y una historias, cada una independiente de la anterior, pero todas ellas hacen que veas cómo Bilbo Bolsón y sus improvisados compañeros vayan creciendo (no literalmente) y nos sumerjan en ese universo de la Tierra Media de una manera mucho más ligera que en la afamada trilogía. Veremos a los señoriales elfos de las montañas y a los inesperados elfos de los bosques, a los estúpidos trolls y al legendario Gollum, a las elegantes águilas y a los hombres del río... Un recorrido de pleno por el universo de Tolkien.

En definitiva, El Hobbit es una de las mejores novelas de aventuras que he leído jamás. Sé que hay personas que no pueden con la fantasía épica, pero nunca dejaré de recomendarla, porque aunque todavía no he tragado la trilogía que me hizo llegar a ella, siempre será esa novela que leería y releería una y otra vez, y que, sinceramente, espero que permanezca en el tiempo. El señor de los anillos, pronto podré contigo...

5 de 5

1 comentario:

Yosu Rc! dijo...

Te pasa más o menos igual que a mí. Me costó mucho a mis 13 o 14 empezar con El Señor de los Anillos. Pero me papé El Hobbit en pocos días. Es genial.
Supongo que en el verano releeré todo...