lunes, 31 de julio de 2017

Hablemos sobre... Corazón de melón

Todo comenzó cuando yo no sabía que era un otome. Allá por el año 2012 abrí una cuenta en la página de Corazón de melón, conocí a Nathaniel y viví diversas aventuras en el Sweet Amoris. Y tras 5 años de capítulos, imágenes, conjuntos y eventos, aquí seguimos, más pendiente que nunca del lanzamiento de nuevas aventuras (y de puntos de acción) y otros elementos.

Corazón de melón es un juego on line completamente gratuito. Se trata de un otome con tintes de novela visual (ya que no sólo se van a centrar en los amoríos de tu personaje, sino que también tenemos relaciones de amistad y familiares) en el que, como alumno del instituto Sweet Amoris, tienes que afrontar la vida diaria de un adolescente, con sus correspondientes méritos y dificultades. El objetivo fundamental de todo esto es, realmente, iniciar una historia de amor con uno de los (varios) chicos que aparecen con el avanzar de los capítulos, una relación lenta que tiene sus altibajos hasta llegar a su culminación después de... más de 20 episodios. Pero la paciencia de los jugadores se ve premiada con situaciones de tensión, peleas, pequeños momentos de intimidad y, algo muy interesante, situaciones que favorecen la transmisión de diversas ideas y mensajes de lo más positivos, y es que se podría decir que cada uno de los chicos cuenta con su pequeña trama individual que permite tanto conocerlos más, como dar lugar a una sutil protesta ante la violencia, el acoso, el alcohol, situaciones a las que se puede enfrentar cualquier persona.


Pero que pinta la reseña de un otome en un blog literario. Bien, en el año 2014 Corazón de melón dio el salto al formato manga, traducido al español por la editorial Fandogamia, con un elenco artístico que cuenta con el dúo Xian-Nu como dibujantes, ChinoMiko como colorista en algunos casos (de hecho, gracias a ella empezó todo esto del juego) y Migoto Shen Chu como responsable de los guiones. Esta serie, que actualmente cuenta con un total de 5 tomos, ha sabido trasladar de forma bastante correcta todo el universo que atañe al juego original, contemplando diversos aspectos y características en las que nos queremos detener.

En primer lugar, el formato. La inclusión de opciones que van a determinar tu ruta, el rumbo de tu aventura, y el chico con el que acabas. Al más puro estilo del juego original, el lector tiene que elegir cómo reacciona ante la actitud de los personajes, comprobando al final los resultados para obtener la imagen correspondiente.Es divertido, porque en algunos casos es complicado, ya que parece que estás respondiendo lo correcto para agradar al chico, pero quizás sea todo lo contrario, llevándote más de una sorpresa. Igualmente, esto permite diversas lecturas, ya que siempre te queda la incógnita de "qué habría pasado si..." y lo vuelves a leer para conseguir a otro chico, o para ver nuevas reacciones (no vale hacer trampa~).

Y es que este es el segundo aspecto a destacar dentro de la serie de manga, muchos personajes no son lo que parecen, ya que el hecho de contar con una mayor cantidad de diálogos y escenarios, permite un mayor desarrollo de los chicos y sus personalidades. Se podría decir que gracias al manga, terminan de cobrar vida, gracias al movimiento y la expresión (en el juego esta viene limitada por unos 4 ó 5 cambios faciales), dando más pistas acerca de su lenguaje corporal o incluso generando situaciones de tensión romántica y sexual (y semidesnudos, que está muy bien). Xian-Nu ha hecho un trabajo excelente a la hora de dibujar a los personajes (y esos cuerpos torneados, ejem), que ya no tienen ese aspecto, quizás más "infantil" que aparece en el juego.


Si bien, no todo podía ser igual, y es que en este caso va a aparecer un nuevo personaje, Viktor, un amigo de la infancia de Lynn (Sucrette) que permite dar una vuelta de tuerca a la historia, dotándola de misterio, de modo que lo que parece en un primer momento un slice of life, se torna una historia de misterio e intrigas que, evidentemente, termina por salpicar también a la protagonista. Personalmente, aunque Viktor no me hace tilín, me parece un acierto el incluir este tipo de giros que más de una vez nos terminan sorprendiendo a lo largo del juego. También me gustaría destacar la cantidad de escenarios, que llevan a los protagonistas a eventos como bailes de gala, o incluso hasta Australia.

Por último, como jugadora además de lectora, no puedo dejar de destacar los préstamos y relaciones entre ambas plataformas: a lo largo del manga aparecen referencias al juego y sus minijuegos, e, igualmente, cada tomo nos regala un conjunto de ropa para nuestro avatar en la página web, conjuntos que aluden a los que lleva la protagonista en el manga. Las chapas, postales o incluso el incluir un póster en el último volumen son un punto más que positivo, ya que supone, por un lado el mimar a los que empezamos jugando, y por otro, el apoyar a aquellos que han empezado y, como suele ocurrir, se han enganchado.



By: @María

No hay comentarios:

lunes, 31 de julio de 2017

Hablemos sobre... Corazón de melón

Todo comenzó cuando yo no sabía que era un otome. Allá por el año 2012 abrí una cuenta en la página de Corazón de melón, conocí a Nathaniel y viví diversas aventuras en el Sweet Amoris. Y tras 5 años de capítulos, imágenes, conjuntos y eventos, aquí seguimos, más pendiente que nunca del lanzamiento de nuevas aventuras (y de puntos de acción) y otros elementos.

Corazón de melón es un juego on line completamente gratuito. Se trata de un otome con tintes de novela visual (ya que no sólo se van a centrar en los amoríos de tu personaje, sino que también tenemos relaciones de amistad y familiares) en el que, como alumno del instituto Sweet Amoris, tienes que afrontar la vida diaria de un adolescente, con sus correspondientes méritos y dificultades. El objetivo fundamental de todo esto es, realmente, iniciar una historia de amor con uno de los (varios) chicos que aparecen con el avanzar de los capítulos, una relación lenta que tiene sus altibajos hasta llegar a su culminación después de... más de 20 episodios. Pero la paciencia de los jugadores se ve premiada con situaciones de tensión, peleas, pequeños momentos de intimidad y, algo muy interesante, situaciones que favorecen la transmisión de diversas ideas y mensajes de lo más positivos, y es que se podría decir que cada uno de los chicos cuenta con su pequeña trama individual que permite tanto conocerlos más, como dar lugar a una sutil protesta ante la violencia, el acoso, el alcohol, situaciones a las que se puede enfrentar cualquier persona.


Pero que pinta la reseña de un otome en un blog literario. Bien, en el año 2014 Corazón de melón dio el salto al formato manga, traducido al español por la editorial Fandogamia, con un elenco artístico que cuenta con el dúo Xian-Nu como dibujantes, ChinoMiko como colorista en algunos casos (de hecho, gracias a ella empezó todo esto del juego) y Migoto Shen Chu como responsable de los guiones. Esta serie, que actualmente cuenta con un total de 5 tomos, ha sabido trasladar de forma bastante correcta todo el universo que atañe al juego original, contemplando diversos aspectos y características en las que nos queremos detener.

En primer lugar, el formato. La inclusión de opciones que van a determinar tu ruta, el rumbo de tu aventura, y el chico con el que acabas. Al más puro estilo del juego original, el lector tiene que elegir cómo reacciona ante la actitud de los personajes, comprobando al final los resultados para obtener la imagen correspondiente.Es divertido, porque en algunos casos es complicado, ya que parece que estás respondiendo lo correcto para agradar al chico, pero quizás sea todo lo contrario, llevándote más de una sorpresa. Igualmente, esto permite diversas lecturas, ya que siempre te queda la incógnita de "qué habría pasado si..." y lo vuelves a leer para conseguir a otro chico, o para ver nuevas reacciones (no vale hacer trampa~).

Y es que este es el segundo aspecto a destacar dentro de la serie de manga, muchos personajes no son lo que parecen, ya que el hecho de contar con una mayor cantidad de diálogos y escenarios, permite un mayor desarrollo de los chicos y sus personalidades. Se podría decir que gracias al manga, terminan de cobrar vida, gracias al movimiento y la expresión (en el juego esta viene limitada por unos 4 ó 5 cambios faciales), dando más pistas acerca de su lenguaje corporal o incluso generando situaciones de tensión romántica y sexual (y semidesnudos, que está muy bien). Xian-Nu ha hecho un trabajo excelente a la hora de dibujar a los personajes (y esos cuerpos torneados, ejem), que ya no tienen ese aspecto, quizás más "infantil" que aparece en el juego.


Si bien, no todo podía ser igual, y es que en este caso va a aparecer un nuevo personaje, Viktor, un amigo de la infancia de Lynn (Sucrette) que permite dar una vuelta de tuerca a la historia, dotándola de misterio, de modo que lo que parece en un primer momento un slice of life, se torna una historia de misterio e intrigas que, evidentemente, termina por salpicar también a la protagonista. Personalmente, aunque Viktor no me hace tilín, me parece un acierto el incluir este tipo de giros que más de una vez nos terminan sorprendiendo a lo largo del juego. También me gustaría destacar la cantidad de escenarios, que llevan a los protagonistas a eventos como bailes de gala, o incluso hasta Australia.

Por último, como jugadora además de lectora, no puedo dejar de destacar los préstamos y relaciones entre ambas plataformas: a lo largo del manga aparecen referencias al juego y sus minijuegos, e, igualmente, cada tomo nos regala un conjunto de ropa para nuestro avatar en la página web, conjuntos que aluden a los que lleva la protagonista en el manga. Las chapas, postales o incluso el incluir un póster en el último volumen son un punto más que positivo, ya que supone, por un lado el mimar a los que empezamos jugando, y por otro, el apoyar a aquellos que han empezado y, como suele ocurrir, se han enganchado.



By: @María

No hay comentarios: