sábado, 27 de diciembre de 2014

Reseña: Invierno en París

De la mano de

Título: Invierno en París
Autor: Imogen Robertson
Editorial: Alianza Editorial
Año de publicación: 2014
Páginas: 476
ISBN: 9788420690681
Precio: 18 €

"París, en el duro invierno de 1910. Maud Heighton sueña con ser pintora. Estudia en la selecta Academia Lafond, pero mientras que los que la rodean disfrutan de los placeres de la Belle Époque, Maud ve cómo su situación económica se deteriora, el patrimonio heredado no le llega para pagar las clases y poder sobrevivir. Cons igue un trabajo bien remunerado: acompañar e iniciar en la pintura a Sylvie Morel una inglesa de situación acomodada que vive con su hermano Christian. Aunque descubre algunos de sus secretos inconfesables, la vida parece que empieza a sonreírle a Maud: mientras se va adentrando en el selecto y deslumbrante mundo de los Morel, el dinero que le pagan le permite vivir y seguir con sus clases de pintura. Todo se va a desmoronar cuando los Morel son acusados de impostores y ladrones, y la propia Maud es imputada en el robo de unas joyas. Sólo podrá escapar recurriendo a todas las artimañas que se le ocurren entre gentes para los que la vida no vale nada."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Alianza el envío de este ejemplar que, la verdad, tenía muchísimas ganas de leer dada la temática que nos presenta la novela y de la que hablaré posteriormente. En segundo lugar ¿Habéis visto que portada? La verdad es que es toda una maravilla, incluso aunque pueda parecer una tontería, el escoger una fuente determinada, los colores, el personaje que aparece representado, un París frío y húmedo como el que nos presenta Robertson está plasmado en una sola imagen.

Respecto a la trama, nos situamos a principio del siglo XX en un París bohemio, en constante movimiento y cambio, sobre todo en el campo del arte, donde los cuadros de Picasso presentes en la colección de los Stein (y es que salen los propios Stein, un deleite) conviven con aquellos seleccionados con la Academia de Bellas Artes. Maud, nuestra protagonista, es una mujer que malvive en la pobreza, dedicando todo su dinero a clases de pintura en la Academia Lafond, rodeada de otras tantas mujeres. Por un golpe de suerte que no voy a mencionar, conseguirá un trabajo como dama de compañía y profesora de pintura e inglés en la casa de los hermanos Morel. Él es un hombre de cierto atractivo, asiduo al club de caballeros, ella se presenta como la menor de la casa, dulce y un poco extraña en su comportamiento y actitud (aunque como se desvelará a lo largo de la novela, vendría a estar excusado). Todo parece ir mejor para Maud hasta cierta acusación de ladrona que va a desencadenar una historia de engaños e intrigas adictiva y muy interesante.

En lo primero que me quiero detener es en la ambientación, muy cuidada por parte de la autora, que incluso llega a incluir las fuentes consultadas al final de la novela para todo aquél interesando en indagar más acerca del tema. El ambiente parisino, las obras que se mencionan, el arte en general, suponen que esta sea una obra deliciosa para todo aquél con intereses en la Historia del Arte.
He de confesar que al principio la historia no me enganchó demasiado, se desarrollaba de forma bastante lenta y en ocasiones incluso surrealista, apenas pasaba nada de interés, pero la cosa cambia con el fluir de las páginas. La novela está dividida en varias partes y a partir de la segunda toda ella se torna misterio y tensión, intrigas que no se resolverán hasta mucho más tarde, y un final que considero más que satisfactorio. La verdad es que me ha gustado mucho la forma que tiene la autora de llevar todos estos misterios y acontecimientos mezclados con la ambientación, lo que hacen que resulte una novela intensa e interesante que cuenta con algunas partes un poco más lentas.

Algo que me ha gustado especialmente son las tres mujeres protagonistas, que como se dice en la propia novela, parecen sacadas de un chiste: La inglesa modosita, la rusa rica y la francesa de los bajos fondos. Un equipo perfecto que aporta sonrisas, ternura y sobre todo unos lazos increíbles que las mantienen unidas hasta el final. No podría quedarme con ninguna de las tres dado que es el conjunto lo que aporta tanta riqueza teñida además de ciertas pinceladas de humor por lo absurdo de la situación, Las tres están bastante bien construidas. en mi opinión, tienen sus debilidades, fortalezas y sus pequeños demonios que iremos conociendo con el desarrollo de la trama.

En resumidas cuentas, esta es una novela que recomiendo para los amantes del arte, igualmente, para todos aquellos que disfruten de historias con toques históricos que permiten sumergirse en épocas del pasado y también para los amantes de los misterios y la venganza. 

4 de 5

sábado, 27 de diciembre de 2014

Reseña: Invierno en París

De la mano de

Título: Invierno en París
Autor: Imogen Robertson
Editorial: Alianza Editorial
Año de publicación: 2014
Páginas: 476
ISBN: 9788420690681
Precio: 18 €

"París, en el duro invierno de 1910. Maud Heighton sueña con ser pintora. Estudia en la selecta Academia Lafond, pero mientras que los que la rodean disfrutan de los placeres de la Belle Époque, Maud ve cómo su situación económica se deteriora, el patrimonio heredado no le llega para pagar las clases y poder sobrevivir. Cons igue un trabajo bien remunerado: acompañar e iniciar en la pintura a Sylvie Morel una inglesa de situación acomodada que vive con su hermano Christian. Aunque descubre algunos de sus secretos inconfesables, la vida parece que empieza a sonreírle a Maud: mientras se va adentrando en el selecto y deslumbrante mundo de los Morel, el dinero que le pagan le permite vivir y seguir con sus clases de pintura. Todo se va a desmoronar cuando los Morel son acusados de impostores y ladrones, y la propia Maud es imputada en el robo de unas joyas. Sólo podrá escapar recurriendo a todas las artimañas que se le ocurren entre gentes para los que la vida no vale nada."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Alianza el envío de este ejemplar que, la verdad, tenía muchísimas ganas de leer dada la temática que nos presenta la novela y de la que hablaré posteriormente. En segundo lugar ¿Habéis visto que portada? La verdad es que es toda una maravilla, incluso aunque pueda parecer una tontería, el escoger una fuente determinada, los colores, el personaje que aparece representado, un París frío y húmedo como el que nos presenta Robertson está plasmado en una sola imagen.

Respecto a la trama, nos situamos a principio del siglo XX en un París bohemio, en constante movimiento y cambio, sobre todo en el campo del arte, donde los cuadros de Picasso presentes en la colección de los Stein (y es que salen los propios Stein, un deleite) conviven con aquellos seleccionados con la Academia de Bellas Artes. Maud, nuestra protagonista, es una mujer que malvive en la pobreza, dedicando todo su dinero a clases de pintura en la Academia Lafond, rodeada de otras tantas mujeres. Por un golpe de suerte que no voy a mencionar, conseguirá un trabajo como dama de compañía y profesora de pintura e inglés en la casa de los hermanos Morel. Él es un hombre de cierto atractivo, asiduo al club de caballeros, ella se presenta como la menor de la casa, dulce y un poco extraña en su comportamiento y actitud (aunque como se desvelará a lo largo de la novela, vendría a estar excusado). Todo parece ir mejor para Maud hasta cierta acusación de ladrona que va a desencadenar una historia de engaños e intrigas adictiva y muy interesante.

En lo primero que me quiero detener es en la ambientación, muy cuidada por parte de la autora, que incluso llega a incluir las fuentes consultadas al final de la novela para todo aquél interesando en indagar más acerca del tema. El ambiente parisino, las obras que se mencionan, el arte en general, suponen que esta sea una obra deliciosa para todo aquél con intereses en la Historia del Arte.
He de confesar que al principio la historia no me enganchó demasiado, se desarrollaba de forma bastante lenta y en ocasiones incluso surrealista, apenas pasaba nada de interés, pero la cosa cambia con el fluir de las páginas. La novela está dividida en varias partes y a partir de la segunda toda ella se torna misterio y tensión, intrigas que no se resolverán hasta mucho más tarde, y un final que considero más que satisfactorio. La verdad es que me ha gustado mucho la forma que tiene la autora de llevar todos estos misterios y acontecimientos mezclados con la ambientación, lo que hacen que resulte una novela intensa e interesante que cuenta con algunas partes un poco más lentas.

Algo que me ha gustado especialmente son las tres mujeres protagonistas, que como se dice en la propia novela, parecen sacadas de un chiste: La inglesa modosita, la rusa rica y la francesa de los bajos fondos. Un equipo perfecto que aporta sonrisas, ternura y sobre todo unos lazos increíbles que las mantienen unidas hasta el final. No podría quedarme con ninguna de las tres dado que es el conjunto lo que aporta tanta riqueza teñida además de ciertas pinceladas de humor por lo absurdo de la situación, Las tres están bastante bien construidas. en mi opinión, tienen sus debilidades, fortalezas y sus pequeños demonios que iremos conociendo con el desarrollo de la trama.

En resumidas cuentas, esta es una novela que recomiendo para los amantes del arte, igualmente, para todos aquellos que disfruten de historias con toques históricos que permiten sumergirse en épocas del pasado y también para los amantes de los misterios y la venganza. 

4 de 5