martes, 22 de octubre de 2013

Reseña: Tinta

De la mano de

Título: Tinta
Autor: Amanda Sun
Editorial: Oz Editorial
Año de publicación: 2013
Páginas: 335
ISBN: 9788494112362
Precio: 17,90 €

"Después de una tragedia familiar, lo último que quiere Katie Green es mudarse a Japón con su tía, pero no le queda otra opción que aprender el idioma y adaptarse a sus costumbres. Cuando conoce a Tomohiro, un maestro del kendo, se siente inmediatamente intrigada por él, pero a la vez asustada porque cuando están juntos ocurren fenómenos extraños: los bolígrafos explotan, surgen gotas de tinta de la nada y los dibujos cobran vida. Pero lo que Katie no sabe es que Tomohiro está emparentado con los antiguos dioses del Japón y la relación con ella hace que pierda el control de sus habilidades. Hay personas interesadas en utilizar ese don para sus propios fines y están empezando a hacer preguntas. Katie nunca quiso mudarse a Japón, ahora quizá no salga de allí con vida."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Oz su colaboración con el blog al hacernos llegar este ejemplar de la novela de Sun.
Partiendo de la sinopsis, las circunstancias de Katie Greene (A pesar de que la contraportada indique "Green") no es que sean demasiado agradables: Su madre ha fallecido y no le ha quedado más remedio, dada la enfermedad de su abuelo, que mudarse a Japón, un país que supone toda una frontera en el idioma y en las costumbres. A todo esto hemos de sumarle su intromisión en una pelea de enamorados y el descubrimiento de unos dibujos que se mueven, o eso cree ella. Estos dibujos son de Tomohiro, uno de los miembros de la pareja peleona; a partir de este momento se va a establecer una relación entre ambos que roza el odio. Aunque ya se sabe, de amor al odio sólo hay un paso.

A la hora de hablar de la trama del libro, en primer lugar me gustaría subrayar la aparición de terminología japonesa propiamente dicha, lo que vienen a ser expresiones que nosotros no tenemos y que forman parte de las costumbres del lugar (Como el tadaima) y terminología dentro del arte (Torii, sumi-e), igualmente, como reciente estudiante de arte japonés, me encanta que se hagan referencias a lugares reales o elementos como las chozas del período Yayoi ya que suponen una riqueza para la novela demás de denotar el hecho de una fantástica documentación. En este caso, en lo que ambientación se refiere, me parece deliciosa.
Sin embargo, el hecho de incluir estos diálogos que tienden al japonés, tiene una pequeña desventaja: Realmente son las conversaciones que nos vamos a encontrar en un manga o en un anime, que muchas veces se basan en monosílabos del tipo "Oh" o "Ah"; lo bueno que tiene en los casos mencionados, es que se juega con la pronunciación en el caso del primero, y la imagen en el caso del segundo, lo que nos permite saber que viene a decor esta expresión sin parecer que la protagonista sea un poco corta, como en ocasiones da la sensación durante la novela. 
Por otro lado, Sun quiere crear imágenes como las que veríamos en un anime, escenas es las que se juega con la expresión de los ojos y del rostro, contando con la ventaja de que se trata de una imagen que vemos y comprendemos a la primera; claro que, a la hora de describirlo con palabras, resulta más complejo, y el ocasiones se queda un poco cojo. Un claro ejemplo es cuando se nos muestra el cambio que experimenta Tomohiro en la estación de autobuses con una expresión dulcificada que nada tiene que ver con esa imagen de malote que mantiene en el instituto. 
Centrándome en la historia: La idea me parece bastante original, el hecho de introducir divinidades japonesas y relacionarlas con lo que es los mitos japoneses, como que la familia imperial descendía de los kamis; sin embargo, no sé que ha pasado, ya que contando con todos esos ingredientes que me encantan, la historia no ha terminado de llenarme, me parece que flojea en algunos aspectos y que otros se quedan cojos, al terminar su lectura se me ha quedado una sensación de insuficiencia. La verdad es que no sé muy bien porqué, destacar que las relaciones entre los personajes me parecen ilógicas; se nos habla de los kamis y su variedad de poderes, pero parece que simplemente se quedan en el manejo de la tinta e igualmente desconocemos el origen de la tinta que sale de los cuerpos de los kamis si luego resulta que sangran normal... En fin, supongo que es porque se trata de un inicio de saga y todo queda un poco en el aire, pero es mi sensación al terminar de leer.

Respecto a los personajes: 
Katie es la protagonista femenina, empieza siendo un poco petarda de forma justificada ya que es completamente normal que se comporte así teniendo en cuenta las circunstancias que la rodean; sin embargo, a lo largo de la trama va a ir cambiando y adaptándose a esta nueva sociedad. Hay algo que no me gusta de ella, y es que pierde el culo con demasiada facilidad por Tomohiro; lo deja todo por él, miente, hace el imbécil... La verdad es que tienen una relación un poco rara en la que repentinamente están perdidamente enamorados (Al menos por parte de ella) y tienen que luchar contra el mundo (Está feo comparar, pero me recuerda un poco a la obsesión de Bella por Edward). Las escenas entre ambos muchas veces parecen sacadas de un dorama de lo más dramático, como el típico momento de "te hago daño para que te alejes de mí aunque realmente te quiero", lo mismo podría decir de la actitud de Katie al final de la novela. 
Su actitud con otros personajes, como Jun, me parece absurda. Quiero decir, sus contestaciones se limitan a monosílabas y siempre, pero siempre, se pone excesivamente nerviosa por cualquier cosa, relaja mujer, que tampoco es que muerda.
Tomohiro es el típico macarra de instituto, perteneciente al último curso y practicante de kendo. Un héroe típico de un dorama, con el pelo decolorado y un blandito corazón bien oculto en el pecho. Insisto en lo mismo, su comportamiento con Katie. El chico no es que tenga una de las mejores situaciones del mundo, con su padre que no para en casa y albergando los poderes de un Kami en su interior, pero bueno, me parece más humano en algunos aspectos.
Jun es el tercero en discordia, que forma parte de este extraño triángulo amoroso. El personaje simpático y protector que se antoja la mar de adorable pero que esconde un lado oscuro que nadie conoce (Sí, es todo muy dorama, incluso muy Rui de Hana Yori Dango). Lo tendremos a lo largo de toda la novela, intentando entabla una conversación normal con la protagonista sin resultados aparentes.

En resumidas cuentas, ha sido un inicio de saga interesante pero cojo, será cuestión de paciencia para esperar una segunda entrega que esperemos que colme mi curiosidad y crecientes dudas. Eso sí, la edición es preciosa y está bastante cuidada, tanto lo que se refiere a la portada como los detalles al interior.

3,5 de 5

7 comentarios:

Lucía dijo...

Uno de los libros con los que estoy ahora mismo. En las primeras páginas y cautivada. Y sí, yo pienso en animes cuando lo leo XD Yuu (como Marmalade Boy)

Lu

Bianca Grenouille dijo...

Le tengo muchas ganas a este libro, seguramente me haga con él, pero mas adelante :P

JAMS dijo...

me gustó tu tremendo relato del REC... Estás invitada a visitarnos y participar cuando quieras http://estanochetecuento.blogspot.com.es

Laura dijo...

Hola María, veo que reseñas libros, yo también soy aficionada a esta labor.

Pero hoy te escribo porque te he escuchado en la radio y quiero decirte que en mi blog: demispalabrasylasvuestras.blogspot.com realizo una reseña semanal del REC a la que estás invitada. Tu nombre saldrá mañana como ganadora semanal y he enlazado tu blog para darle mayor audiencia. Jajá...veo que Jams, ya ha pasado también por aquí para invitarte a escribir en ENTC (Esta noche te cuento) donde también participo.

Mi labor es desinteresada y llevo realizándola más de un año. Realizo la reseña resumen del programa para todo aquel que quiera tener un punto de referencia añadido. A la vez publico mi propuesta enviada al REC y aunque aún no he tenido suerte...¡sé que algún día me llamarán!.

Disfruta de tu premio porque no es fácil llegar a donde has llegado.
Un abrazo de Laura.

María dijo...

Lo siento, chicos, pero la verdad es que no tengo ni la menos idea de lo que estáis hablando u.u
La verdad es que hace mucho que no envío relatos a ningún concurso, así que yo no he podido ser la ganadora...
Espero que aún así, disfrutéis de nuestro blog ^^

Laura dijo...

Hola María, todo ha quedado aclarado. Mesilla de noche fue pronunciado por una chica llamada María Pampanas en la Cadena Ser, en el concurso de microrrelatos en 100 palabras. Dijo que era suyo, pero no lo encuentro ni en wordpress ni en blogguer. Gracias a que PB se ha acercado a mi espacio, he comprendido que todo ha sido un malentendido. Rectificaré la entrada y os pido disculpas.

Disfrutaré de vuestro blog, porque me encantan las reseñas literarias.
¿Os pagan por hacer esto? :)
Un beso fuerte por el buen trabajo que realizáis.

PB dijo...

Buenas de nuevo, Laura ^^

Nos alegra que te quedes por aquí y gracias por reconocer el esfuerzo ^^ Eso sí, no nos paga nadie por nada, que ojalá, pero nos conformamos con hacer alguna colaboración con alguna editorial de vez en cuando ^^ Total, leer leemos igual, así que al menos damos nuestra opinión por si a alguien le sirve de referencia =P

martes, 22 de octubre de 2013

Reseña: Tinta

De la mano de

Título: Tinta
Autor: Amanda Sun
Editorial: Oz Editorial
Año de publicación: 2013
Páginas: 335
ISBN: 9788494112362
Precio: 17,90 €

"Después de una tragedia familiar, lo último que quiere Katie Green es mudarse a Japón con su tía, pero no le queda otra opción que aprender el idioma y adaptarse a sus costumbres. Cuando conoce a Tomohiro, un maestro del kendo, se siente inmediatamente intrigada por él, pero a la vez asustada porque cuando están juntos ocurren fenómenos extraños: los bolígrafos explotan, surgen gotas de tinta de la nada y los dibujos cobran vida. Pero lo que Katie no sabe es que Tomohiro está emparentado con los antiguos dioses del Japón y la relación con ella hace que pierda el control de sus habilidades. Hay personas interesadas en utilizar ese don para sus propios fines y están empezando a hacer preguntas. Katie nunca quiso mudarse a Japón, ahora quizá no salga de allí con vida."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Oz su colaboración con el blog al hacernos llegar este ejemplar de la novela de Sun.
Partiendo de la sinopsis, las circunstancias de Katie Greene (A pesar de que la contraportada indique "Green") no es que sean demasiado agradables: Su madre ha fallecido y no le ha quedado más remedio, dada la enfermedad de su abuelo, que mudarse a Japón, un país que supone toda una frontera en el idioma y en las costumbres. A todo esto hemos de sumarle su intromisión en una pelea de enamorados y el descubrimiento de unos dibujos que se mueven, o eso cree ella. Estos dibujos son de Tomohiro, uno de los miembros de la pareja peleona; a partir de este momento se va a establecer una relación entre ambos que roza el odio. Aunque ya se sabe, de amor al odio sólo hay un paso.

A la hora de hablar de la trama del libro, en primer lugar me gustaría subrayar la aparición de terminología japonesa propiamente dicha, lo que vienen a ser expresiones que nosotros no tenemos y que forman parte de las costumbres del lugar (Como el tadaima) y terminología dentro del arte (Torii, sumi-e), igualmente, como reciente estudiante de arte japonés, me encanta que se hagan referencias a lugares reales o elementos como las chozas del período Yayoi ya que suponen una riqueza para la novela demás de denotar el hecho de una fantástica documentación. En este caso, en lo que ambientación se refiere, me parece deliciosa.
Sin embargo, el hecho de incluir estos diálogos que tienden al japonés, tiene una pequeña desventaja: Realmente son las conversaciones que nos vamos a encontrar en un manga o en un anime, que muchas veces se basan en monosílabos del tipo "Oh" o "Ah"; lo bueno que tiene en los casos mencionados, es que se juega con la pronunciación en el caso del primero, y la imagen en el caso del segundo, lo que nos permite saber que viene a decor esta expresión sin parecer que la protagonista sea un poco corta, como en ocasiones da la sensación durante la novela. 
Por otro lado, Sun quiere crear imágenes como las que veríamos en un anime, escenas es las que se juega con la expresión de los ojos y del rostro, contando con la ventaja de que se trata de una imagen que vemos y comprendemos a la primera; claro que, a la hora de describirlo con palabras, resulta más complejo, y el ocasiones se queda un poco cojo. Un claro ejemplo es cuando se nos muestra el cambio que experimenta Tomohiro en la estación de autobuses con una expresión dulcificada que nada tiene que ver con esa imagen de malote que mantiene en el instituto. 
Centrándome en la historia: La idea me parece bastante original, el hecho de introducir divinidades japonesas y relacionarlas con lo que es los mitos japoneses, como que la familia imperial descendía de los kamis; sin embargo, no sé que ha pasado, ya que contando con todos esos ingredientes que me encantan, la historia no ha terminado de llenarme, me parece que flojea en algunos aspectos y que otros se quedan cojos, al terminar su lectura se me ha quedado una sensación de insuficiencia. La verdad es que no sé muy bien porqué, destacar que las relaciones entre los personajes me parecen ilógicas; se nos habla de los kamis y su variedad de poderes, pero parece que simplemente se quedan en el manejo de la tinta e igualmente desconocemos el origen de la tinta que sale de los cuerpos de los kamis si luego resulta que sangran normal... En fin, supongo que es porque se trata de un inicio de saga y todo queda un poco en el aire, pero es mi sensación al terminar de leer.

Respecto a los personajes: 
Katie es la protagonista femenina, empieza siendo un poco petarda de forma justificada ya que es completamente normal que se comporte así teniendo en cuenta las circunstancias que la rodean; sin embargo, a lo largo de la trama va a ir cambiando y adaptándose a esta nueva sociedad. Hay algo que no me gusta de ella, y es que pierde el culo con demasiada facilidad por Tomohiro; lo deja todo por él, miente, hace el imbécil... La verdad es que tienen una relación un poco rara en la que repentinamente están perdidamente enamorados (Al menos por parte de ella) y tienen que luchar contra el mundo (Está feo comparar, pero me recuerda un poco a la obsesión de Bella por Edward). Las escenas entre ambos muchas veces parecen sacadas de un dorama de lo más dramático, como el típico momento de "te hago daño para que te alejes de mí aunque realmente te quiero", lo mismo podría decir de la actitud de Katie al final de la novela. 
Su actitud con otros personajes, como Jun, me parece absurda. Quiero decir, sus contestaciones se limitan a monosílabas y siempre, pero siempre, se pone excesivamente nerviosa por cualquier cosa, relaja mujer, que tampoco es que muerda.
Tomohiro es el típico macarra de instituto, perteneciente al último curso y practicante de kendo. Un héroe típico de un dorama, con el pelo decolorado y un blandito corazón bien oculto en el pecho. Insisto en lo mismo, su comportamiento con Katie. El chico no es que tenga una de las mejores situaciones del mundo, con su padre que no para en casa y albergando los poderes de un Kami en su interior, pero bueno, me parece más humano en algunos aspectos.
Jun es el tercero en discordia, que forma parte de este extraño triángulo amoroso. El personaje simpático y protector que se antoja la mar de adorable pero que esconde un lado oscuro que nadie conoce (Sí, es todo muy dorama, incluso muy Rui de Hana Yori Dango). Lo tendremos a lo largo de toda la novela, intentando entabla una conversación normal con la protagonista sin resultados aparentes.

En resumidas cuentas, ha sido un inicio de saga interesante pero cojo, será cuestión de paciencia para esperar una segunda entrega que esperemos que colme mi curiosidad y crecientes dudas. Eso sí, la edición es preciosa y está bastante cuidada, tanto lo que se refiere a la portada como los detalles al interior.

3,5 de 5

7 comentarios:

Lucía dijo...

Uno de los libros con los que estoy ahora mismo. En las primeras páginas y cautivada. Y sí, yo pienso en animes cuando lo leo XD Yuu (como Marmalade Boy)

Lu

Bianca Grenouille dijo...

Le tengo muchas ganas a este libro, seguramente me haga con él, pero mas adelante :P

JAMS dijo...

me gustó tu tremendo relato del REC... Estás invitada a visitarnos y participar cuando quieras http://estanochetecuento.blogspot.com.es

Laura dijo...

Hola María, veo que reseñas libros, yo también soy aficionada a esta labor.

Pero hoy te escribo porque te he escuchado en la radio y quiero decirte que en mi blog: demispalabrasylasvuestras.blogspot.com realizo una reseña semanal del REC a la que estás invitada. Tu nombre saldrá mañana como ganadora semanal y he enlazado tu blog para darle mayor audiencia. Jajá...veo que Jams, ya ha pasado también por aquí para invitarte a escribir en ENTC (Esta noche te cuento) donde también participo.

Mi labor es desinteresada y llevo realizándola más de un año. Realizo la reseña resumen del programa para todo aquel que quiera tener un punto de referencia añadido. A la vez publico mi propuesta enviada al REC y aunque aún no he tenido suerte...¡sé que algún día me llamarán!.

Disfruta de tu premio porque no es fácil llegar a donde has llegado.
Un abrazo de Laura.

María dijo...

Lo siento, chicos, pero la verdad es que no tengo ni la menos idea de lo que estáis hablando u.u
La verdad es que hace mucho que no envío relatos a ningún concurso, así que yo no he podido ser la ganadora...
Espero que aún así, disfrutéis de nuestro blog ^^

Laura dijo...

Hola María, todo ha quedado aclarado. Mesilla de noche fue pronunciado por una chica llamada María Pampanas en la Cadena Ser, en el concurso de microrrelatos en 100 palabras. Dijo que era suyo, pero no lo encuentro ni en wordpress ni en blogguer. Gracias a que PB se ha acercado a mi espacio, he comprendido que todo ha sido un malentendido. Rectificaré la entrada y os pido disculpas.

Disfrutaré de vuestro blog, porque me encantan las reseñas literarias.
¿Os pagan por hacer esto? :)
Un beso fuerte por el buen trabajo que realizáis.

PB dijo...

Buenas de nuevo, Laura ^^

Nos alegra que te quedes por aquí y gracias por reconocer el esfuerzo ^^ Eso sí, no nos paga nadie por nada, que ojalá, pero nos conformamos con hacer alguna colaboración con alguna editorial de vez en cuando ^^ Total, leer leemos igual, así que al menos damos nuestra opinión por si a alguien le sirve de referencia =P