miércoles, 29 de octubre de 2014

Reseña: Cuentos de la luna llena. Alianzas

De la mano de

Título: Cuentos de la luna llena. Alianzas
Autor: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Editorial: Everest
Año de publicación: 2014
Páginas: 632
ISBN: 9788444150659
Precio: 17,95 €

"Lothaire, el reino de las hadas, lleva años en guerra con el reino de los humanos, Anderia. La reina de las hadas, la hermosa y peligrosa Mab, maneja los hilos de la guerra en silencio, esperando el momento propicio para acabar definitivamente con el país enemigo. Para alcanzar la victoria, Lothaire buscará la alianza con Veridian, reino de elfos, y lo hará mediante el casamiento concertado de los príncipes herederos de ambos países: Lord Seaben de Lothaire y Lady Fay de Veridian. Sin embargo, dos personajes que aparentemente no tendrían nada que decir en esta historia pueden cambiarlo todo: la prima de Fay, Eirene, una princesa que desearía ser cualquier otra cosa que princesa, y Drake, un misterioso trovador venido de otro reino que parece buscar algo en el país de las hadas."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial el envío de este precioso ejemplar que supone un gran placer poder reseñar después de sumergirnos en un mundo de fantasía repleto de intrigas, romanticismo y un toque de tensión. En segundo lugar. felicitar a las autoras por este importante paso, por una gran historia y por el recuerdo del ya reseñado Pétalos de papel.

Como bien indica la sinopsis, nos encontramos ante un cuento que no es lo que parece. Dos princesas, Fay y Eirene, que se dirigen a un reino poblado por hadas dado el matrimonio de la primera con el príncipe Seaben, frío y calculador, de ojos color escarlata. El objetivo de tal unión es la alianza de los dominios correspondientes a los novios, un mayor territorio bajo el dominio de la reina Mab. Los destinos de los personajes poco a poco se irán truncando dado un terrible acontecimiento que va a suponer el detonante de las mentiras y hechizos, sentimientos inesperados y algún que otro beso robado. Una historia extensa, pero no por ello menos intensa, que nos traslada al mundo de las hadas y los elfos, en pleno enfrentamiento con el género humano, dos soñadores que desean cambiar su destino y una vuelta de tuerca tras otra. 

Lo primero que quiero destacar de esta novela es el preciosismo del estilo, me parece precioso (como creo que ya he comentado en otras novelas) que se ponga un especial cuidado en la expresión, haciendo que la lectura ya no sólo sea un pasatiempo, sino todo un placer. Quizás pueda parecer que este tipo de estilo sea aburrido y repleto de frases interminables, pero nada más lejos de la realidad, a la hora de atacar la novela las páginas pasan rápido y abundan las ocasiones en las que dejan con ganas de más. Si bien, en algunos casos y sobre todo al principio, había alguna que otra errata, pero por lo demás ha resultado una lectura agradable. 

Respecto al universo que presentan las autoras, la verdad es que personalmente me parece original tanto por el tema de crear varios reinos con sus propios nombres (cosa que yo admiro enormemente porque soy incapaz de crear nombres originales y sonoros a la par), las relaciones y enfrentamientos entre los mismos y las razas correspondientes, con sus habilidades y características propias. Este es un trabajo que ha de ser nombrado, porque esto es algo creado desde cero, que va desarrollándose y cambiando a lo largo de la narración (y esperad que sólo acaba de empezar lo gordo). Al principio podía resultar un poco confuso, Anderia, Astrea, Veridian... Son bastantes nombres que se presentan de golpe, pero ya que se repiten bastante a lo largo de la novela, terminas por asimilar y situar cada uno de ellos. Me gusta que algunos cabos se hayan quedado sueltos, y la verdad es que me estoy comiendo las uñas por saber que pasa con algunas cosas referentes a Seaben.
La trama en general me ha resultado entretenida, intensa o incluso emocionante en algunos momento (Ay, Lowell). Constantemente están pasado cosas que llevan a los personajes de aquí para allá, ya sea por motivos sentimentales o temas relacionados con la acción. 
Para mí, el único fallo (e insisto en que esto es una opinión muy personal que seguramente viene dada por mi preferencia inminente por uno de los protagonistas) es la insistencia en el triángulo amoroso: a lo largo de la trama pasan unas cuantas cosas que hacen que dos de los vértices de este triángulo acaben un poco mal por temas de engaños y mentiras, lo bueno es que se dicen todo a la cara y la protagonista toma la decisión de separarse y olvidarse. Entiendo que no se le pase en un par de páginas, que le cueste dejarlo de lado, pero los tira y afloja constantes que le pasan por la cabeza a veces resultan un poco cansinos, o la actitud que muestra con el tercer implicado dándole una de cal y otra de arena. La actitud de la protagonista en este momento me gustó y disgustó a partes iguales, porque por un lado demuestra que detrás de tanta chulería hay una debilidad en los asuntos del corazón al enfrentarse por primera vez a ellos; pero por otro lado, este es un personaje que las ha pasado bastante canutas en todos los sentidos y se presenta como alguien fuerte y duro, por lo que quizás su reacción es demasiado fuerte en comparación con otras cosas que le pasan. En este caso, el triángulo amoroso me ha resultado cargante.

Los personajes son variados, diferentes, con sus reacciones y actitudes. 
En primer lugar Fay, que se presenta como la típica princesa entrenada y preparada para ello. Delicada, silenciosa, complaciente... Nada que ver con su prima Eirene, completamente en contra de su destino como princesa, gusta de vestirse como un hombre, salir a cazar, y desafiar a cierto príncipe. Seaben es otro de los protagonistas, hijo de Mab, frío y misterioso, muchos de sus secretos quedarán al descubierto sobre un tablero de ajedrez. Drake es el último de los protagonistas, un trovador dominador de la magia en busca de alguien muy importante, que hará lo que sea para llevar a cabo su misión.
Como secundarios quiero destacar a Chryses y Lowell, compañeros inseparables del príncipe, protagonistas de tragedias ocultas, tiernos y como ya digo, aunque secundarios, no por ello menos importantes.

En resumidas cuentas esta es una novela, que a pesar de su extensión, vuela entre los dedos, dando a conocer una historia variada e intensa que aúna romance, aventura y mucha tensión. Un cúmulo de emociones que nos lleva a sentir, temer o cantar al igual que los propios personajes. 

4 de 5

2 comentarios:

Lucía dijo...

Qué ganas tengo de leerla. Me encantan este tipo de historias. Disfruté enormemente con The iron fey, una de mis sagas predilectas.

Besos alados,

Lu

Iria dijo...

Me hacen especial ilusión las reseñas de gente que ya nos vio en "Pétalos de papel", como es tu caso. Me alegro de que la hayas disfrutado tanto (pese al detalle del triángulo) y trabajaremos para que la segunda sea aún mejor :D

¡Muchas gracias, María!

miércoles, 29 de octubre de 2014

Reseña: Cuentos de la luna llena. Alianzas

De la mano de

Título: Cuentos de la luna llena. Alianzas
Autor: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Editorial: Everest
Año de publicación: 2014
Páginas: 632
ISBN: 9788444150659
Precio: 17,95 €

"Lothaire, el reino de las hadas, lleva años en guerra con el reino de los humanos, Anderia. La reina de las hadas, la hermosa y peligrosa Mab, maneja los hilos de la guerra en silencio, esperando el momento propicio para acabar definitivamente con el país enemigo. Para alcanzar la victoria, Lothaire buscará la alianza con Veridian, reino de elfos, y lo hará mediante el casamiento concertado de los príncipes herederos de ambos países: Lord Seaben de Lothaire y Lady Fay de Veridian. Sin embargo, dos personajes que aparentemente no tendrían nada que decir en esta historia pueden cambiarlo todo: la prima de Fay, Eirene, una princesa que desearía ser cualquier otra cosa que princesa, y Drake, un misterioso trovador venido de otro reino que parece buscar algo en el país de las hadas."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial el envío de este precioso ejemplar que supone un gran placer poder reseñar después de sumergirnos en un mundo de fantasía repleto de intrigas, romanticismo y un toque de tensión. En segundo lugar. felicitar a las autoras por este importante paso, por una gran historia y por el recuerdo del ya reseñado Pétalos de papel.

Como bien indica la sinopsis, nos encontramos ante un cuento que no es lo que parece. Dos princesas, Fay y Eirene, que se dirigen a un reino poblado por hadas dado el matrimonio de la primera con el príncipe Seaben, frío y calculador, de ojos color escarlata. El objetivo de tal unión es la alianza de los dominios correspondientes a los novios, un mayor territorio bajo el dominio de la reina Mab. Los destinos de los personajes poco a poco se irán truncando dado un terrible acontecimiento que va a suponer el detonante de las mentiras y hechizos, sentimientos inesperados y algún que otro beso robado. Una historia extensa, pero no por ello menos intensa, que nos traslada al mundo de las hadas y los elfos, en pleno enfrentamiento con el género humano, dos soñadores que desean cambiar su destino y una vuelta de tuerca tras otra. 

Lo primero que quiero destacar de esta novela es el preciosismo del estilo, me parece precioso (como creo que ya he comentado en otras novelas) que se ponga un especial cuidado en la expresión, haciendo que la lectura ya no sólo sea un pasatiempo, sino todo un placer. Quizás pueda parecer que este tipo de estilo sea aburrido y repleto de frases interminables, pero nada más lejos de la realidad, a la hora de atacar la novela las páginas pasan rápido y abundan las ocasiones en las que dejan con ganas de más. Si bien, en algunos casos y sobre todo al principio, había alguna que otra errata, pero por lo demás ha resultado una lectura agradable. 

Respecto al universo que presentan las autoras, la verdad es que personalmente me parece original tanto por el tema de crear varios reinos con sus propios nombres (cosa que yo admiro enormemente porque soy incapaz de crear nombres originales y sonoros a la par), las relaciones y enfrentamientos entre los mismos y las razas correspondientes, con sus habilidades y características propias. Este es un trabajo que ha de ser nombrado, porque esto es algo creado desde cero, que va desarrollándose y cambiando a lo largo de la narración (y esperad que sólo acaba de empezar lo gordo). Al principio podía resultar un poco confuso, Anderia, Astrea, Veridian... Son bastantes nombres que se presentan de golpe, pero ya que se repiten bastante a lo largo de la novela, terminas por asimilar y situar cada uno de ellos. Me gusta que algunos cabos se hayan quedado sueltos, y la verdad es que me estoy comiendo las uñas por saber que pasa con algunas cosas referentes a Seaben.
La trama en general me ha resultado entretenida, intensa o incluso emocionante en algunos momento (Ay, Lowell). Constantemente están pasado cosas que llevan a los personajes de aquí para allá, ya sea por motivos sentimentales o temas relacionados con la acción. 
Para mí, el único fallo (e insisto en que esto es una opinión muy personal que seguramente viene dada por mi preferencia inminente por uno de los protagonistas) es la insistencia en el triángulo amoroso: a lo largo de la trama pasan unas cuantas cosas que hacen que dos de los vértices de este triángulo acaben un poco mal por temas de engaños y mentiras, lo bueno es que se dicen todo a la cara y la protagonista toma la decisión de separarse y olvidarse. Entiendo que no se le pase en un par de páginas, que le cueste dejarlo de lado, pero los tira y afloja constantes que le pasan por la cabeza a veces resultan un poco cansinos, o la actitud que muestra con el tercer implicado dándole una de cal y otra de arena. La actitud de la protagonista en este momento me gustó y disgustó a partes iguales, porque por un lado demuestra que detrás de tanta chulería hay una debilidad en los asuntos del corazón al enfrentarse por primera vez a ellos; pero por otro lado, este es un personaje que las ha pasado bastante canutas en todos los sentidos y se presenta como alguien fuerte y duro, por lo que quizás su reacción es demasiado fuerte en comparación con otras cosas que le pasan. En este caso, el triángulo amoroso me ha resultado cargante.

Los personajes son variados, diferentes, con sus reacciones y actitudes. 
En primer lugar Fay, que se presenta como la típica princesa entrenada y preparada para ello. Delicada, silenciosa, complaciente... Nada que ver con su prima Eirene, completamente en contra de su destino como princesa, gusta de vestirse como un hombre, salir a cazar, y desafiar a cierto príncipe. Seaben es otro de los protagonistas, hijo de Mab, frío y misterioso, muchos de sus secretos quedarán al descubierto sobre un tablero de ajedrez. Drake es el último de los protagonistas, un trovador dominador de la magia en busca de alguien muy importante, que hará lo que sea para llevar a cabo su misión.
Como secundarios quiero destacar a Chryses y Lowell, compañeros inseparables del príncipe, protagonistas de tragedias ocultas, tiernos y como ya digo, aunque secundarios, no por ello menos importantes.

En resumidas cuentas esta es una novela, que a pesar de su extensión, vuela entre los dedos, dando a conocer una historia variada e intensa que aúna romance, aventura y mucha tensión. Un cúmulo de emociones que nos lleva a sentir, temer o cantar al igual que los propios personajes. 

4 de 5

2 comentarios:

Lucía dijo...

Qué ganas tengo de leerla. Me encantan este tipo de historias. Disfruté enormemente con The iron fey, una de mis sagas predilectas.

Besos alados,

Lu

Iria dijo...

Me hacen especial ilusión las reseñas de gente que ya nos vio en "Pétalos de papel", como es tu caso. Me alegro de que la hayas disfrutado tanto (pese al detalle del triángulo) y trabajaremos para que la segunda sea aún mejor :D

¡Muchas gracias, María!