jueves, 8 de mayo de 2014

Reseña: La familia Abe

De la mano de

Título: La familia Abe
Autor: Mori Ôgai
Editorial: Satori
Año de publicación: 2014
Páginas: 208
ISBN: 9788494192043
Precio: 19 €

"El señor feudal Hosokawa Tadatoshi agoniza en su lecho de muerte. Dieciocho de sus vasallos más allegados reciben permiso para quitarse la vida mediante haraquiri y acompañar a su señor en la muerte siguiendo la vieja tradición samurái. Pero su servidor más fiel y abnegado, Abe Yaichiemon, ve denegada su petición pues Tadatoshi le ordena que viva para servir a su joven heredero. Abe cumplirá los deseos de su señor pero, cuestionado en su honor por los samuráis del clan y sometido a objeto de burla, tomará una arriesgada decisión que condicionará el destino de toda su familia.
También se incluyen en este volumen otros dos relatos protagonizados por samuráis que se enfrentan a la difícil decisión de poner fin a sus vidas para limpiar su honor."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer de nuevo a esta magnífica editorial el colaborar en nuestro blog proporcionándonos unos deliciosos ejemplares tanto en su presentación como en su contenido.
En este caso se nos presentan un total de tres relatos épicos japoneses, recopilados con celo y cuidado en los detalles (Por ejemplo, uno de ellos presenta dos versiones distintas). Igualmente, tanto al principio como al final podemos encontrar una introducción y anexo para darnos todos los datos que permitan una mejor comprensión de la historia. He de decir que este es uno de los rasgos propios de esta editorial, pues acercan la cultura japonesa a todo tipo de público con más o menos información dotando a sus publicaciones de estos apartados para completar las posibles carencias y que realmente merece la pena leer por las cosas nuevas que se pueden aprender.


Las tres historias giran en torno al honor de los protagonistas, su suicidio ritual y las consecuencias de este. Las historias recogidas en este tomo nos muestran la visión y consideración del honor en Japón, que puede resultar un tanto extraño o extremista desde un punto de vista occidental. Por ejemplo, en el relato que sirve para dar título a este libro tenemos a un hombre al que le ha sido negado el derecho de suicidarse a la muerte de su señor: El hecho de morir a la par que un superior se consideraba un acto de honor, se lo acompaña al más allá y se le sigue sirviendo hasta el final; el hecho de que el protagonista no pueda cumplir con este ritual supone una deshonra. Pero no sólo eso, pues si decide, finalmente, suicidarse por su propia voluntad, es un acto mucho peor, una calumnia para su familia, que habrá de enfrentarse a las consecuencias.
Muchos y muy variados eran los motivos que llevaban a los hombres a cometer este suicidio ritual, consistente en rajarse el vientre ejecutando unos determinados cortes mientras un asistente se encargaba de cortarle la cabeza, ya que morir a causa de la pérdida de sangre suponía una agonía bastante dolorosa. 

En el caso del primer relato, El testamento de Okitsu Yagoemon, se nos cuenta la historia de un hombre que ha decidido acometer suicidio ritual o seppuku dado un hecho que aconteció en el pasado: Su señor le mandó ir a buscar el objeto más preciado de una subasta, aunque no va a ser el único en querer hacerse con él, de tal forma que se va a iniciar una lucha de pujas. Su compañero de viaje intenta frenar a Yagoemon en su lucha particular acabando asesinado. En este caso, el hecho de acabar con la vida de su compañero va a ser el motivo de deshonra que lleva al protagonista a plantearse el suicidio. A pesar de contar con el permiso de su señor, toda una serie de circunstancias le van a impedir tal acto, desde sus servicios y traslados, su familia... Todo esto queda escrito en su testamento.
Ôgai se preocupa bastante por dotar de realismo histórico a los relatos, de tal forma que se refiere a los antepasados de cada personaje de forma constante, lo que en mi caso suponía un poco pesado por el hecho de que tanto nombre y figura (En ocasiones también se introducen los logros de sus parientes) me confundía y en ocasiones no sabía quien era quien.
En este caso, se recogen dos versiones de la historia, aunque en mi caso me quedo con la primera por ser más directa y clara (Igualmente, puede influir el hecho de leer dos veces lo mismo, la saber lo que va a pasar ya no es una lectura tan tensa). Sí que me resulta interesante el hecho de que no sólo se hable de batallas y hazañas, pues se hace referencia a los preciados objetos para la ceremonia de té o los juegos relacionados con los aromas del incienso, algo que ha sido toda una novedad.


El segundo relato es el de La familia Abe, del que ya he hablado un poquito anteriormente. La familia cae en la deshonra debido a que el padre decidió suicidarse a pesar de que su señor se lo había prohibido; este, junto con cierto acto por parte del hijo mayor, supone que los poderosos vayan a por la familia, a acabar con su vida. Se planea el ataque una noche, aunque los miembros de la familia ya están prevenidos por lo que se preparan para el venidero asalto. La verdad que este relato es mucho más dinámico e intenso, desde el momento que te hablan del pasado del padre de familia, sus hijos y la preparación para la batalla. La acción se concentra sobre todo al final, donde se enfrentarán unos con otros dando como resultado una masacre.
Según he podido leer en los anexos, este relato es bastante conocido dentro de Japón y se ha adaptado formato película y formato animación. Realmente es una historia, como ya digo, muy intensa y con un final un poco triste, realmente te lo ves venir, pero no se puede evitar cierta complicidad con la familia.

En el caso del último, Sahashi Jingorô, la verdad es que ha sido sorprendente y paradójico. Jingorô tiene una misión que cumplir por parte de su señor, matar a un hombre que le es muy cercano, y así lo hace. Tal acto supone en un principio una acción admirable para después empezar a despertar miedo entre sus superiores, pues si ha sido capaz de acabar con alguien querido no tendrá ningún inconveniente en acabar con otras personas. Jingorô huirá una noche sin dejar ni rastro, aunque puede que esté de vuelta con una embajada coreana, algo que inquieta a los personajes.
Este es el realto más breve de todo el libro, también se podría decir que de los más rápidos, tanto por la tensión que supone la historia como por el hecho de que esta es bastante interesante. Se nos muestra en este caso un "honor" diferente, pues el protagonista renuncia a él en el momento en el que huye; aunque por otro lado tampoco había hecho nada malo, quiero decir, estaba cumpliendo órdenes a pesar de lo que pudiera sentir.

En resumidas cuentas, esta ha sido una lectura entretenida por diferente, en ocasiones más tediosa por los interminables antepasados, pero igualmente interesante. La verdad es que siempre está bien conocer un poco más la cultura tradicional japonesa y sus entresijos, en este caso, una ceremonia de gran importancia en torno a la que giran las historias de distintas familias.

3,5 de 5

jueves, 8 de mayo de 2014

Reseña: La familia Abe

De la mano de

Título: La familia Abe
Autor: Mori Ôgai
Editorial: Satori
Año de publicación: 2014
Páginas: 208
ISBN: 9788494192043
Precio: 19 €

"El señor feudal Hosokawa Tadatoshi agoniza en su lecho de muerte. Dieciocho de sus vasallos más allegados reciben permiso para quitarse la vida mediante haraquiri y acompañar a su señor en la muerte siguiendo la vieja tradición samurái. Pero su servidor más fiel y abnegado, Abe Yaichiemon, ve denegada su petición pues Tadatoshi le ordena que viva para servir a su joven heredero. Abe cumplirá los deseos de su señor pero, cuestionado en su honor por los samuráis del clan y sometido a objeto de burla, tomará una arriesgada decisión que condicionará el destino de toda su familia.
También se incluyen en este volumen otros dos relatos protagonizados por samuráis que se enfrentan a la difícil decisión de poner fin a sus vidas para limpiar su honor."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer de nuevo a esta magnífica editorial el colaborar en nuestro blog proporcionándonos unos deliciosos ejemplares tanto en su presentación como en su contenido.
En este caso se nos presentan un total de tres relatos épicos japoneses, recopilados con celo y cuidado en los detalles (Por ejemplo, uno de ellos presenta dos versiones distintas). Igualmente, tanto al principio como al final podemos encontrar una introducción y anexo para darnos todos los datos que permitan una mejor comprensión de la historia. He de decir que este es uno de los rasgos propios de esta editorial, pues acercan la cultura japonesa a todo tipo de público con más o menos información dotando a sus publicaciones de estos apartados para completar las posibles carencias y que realmente merece la pena leer por las cosas nuevas que se pueden aprender.


Las tres historias giran en torno al honor de los protagonistas, su suicidio ritual y las consecuencias de este. Las historias recogidas en este tomo nos muestran la visión y consideración del honor en Japón, que puede resultar un tanto extraño o extremista desde un punto de vista occidental. Por ejemplo, en el relato que sirve para dar título a este libro tenemos a un hombre al que le ha sido negado el derecho de suicidarse a la muerte de su señor: El hecho de morir a la par que un superior se consideraba un acto de honor, se lo acompaña al más allá y se le sigue sirviendo hasta el final; el hecho de que el protagonista no pueda cumplir con este ritual supone una deshonra. Pero no sólo eso, pues si decide, finalmente, suicidarse por su propia voluntad, es un acto mucho peor, una calumnia para su familia, que habrá de enfrentarse a las consecuencias.
Muchos y muy variados eran los motivos que llevaban a los hombres a cometer este suicidio ritual, consistente en rajarse el vientre ejecutando unos determinados cortes mientras un asistente se encargaba de cortarle la cabeza, ya que morir a causa de la pérdida de sangre suponía una agonía bastante dolorosa. 

En el caso del primer relato, El testamento de Okitsu Yagoemon, se nos cuenta la historia de un hombre que ha decidido acometer suicidio ritual o seppuku dado un hecho que aconteció en el pasado: Su señor le mandó ir a buscar el objeto más preciado de una subasta, aunque no va a ser el único en querer hacerse con él, de tal forma que se va a iniciar una lucha de pujas. Su compañero de viaje intenta frenar a Yagoemon en su lucha particular acabando asesinado. En este caso, el hecho de acabar con la vida de su compañero va a ser el motivo de deshonra que lleva al protagonista a plantearse el suicidio. A pesar de contar con el permiso de su señor, toda una serie de circunstancias le van a impedir tal acto, desde sus servicios y traslados, su familia... Todo esto queda escrito en su testamento.
Ôgai se preocupa bastante por dotar de realismo histórico a los relatos, de tal forma que se refiere a los antepasados de cada personaje de forma constante, lo que en mi caso suponía un poco pesado por el hecho de que tanto nombre y figura (En ocasiones también se introducen los logros de sus parientes) me confundía y en ocasiones no sabía quien era quien.
En este caso, se recogen dos versiones de la historia, aunque en mi caso me quedo con la primera por ser más directa y clara (Igualmente, puede influir el hecho de leer dos veces lo mismo, la saber lo que va a pasar ya no es una lectura tan tensa). Sí que me resulta interesante el hecho de que no sólo se hable de batallas y hazañas, pues se hace referencia a los preciados objetos para la ceremonia de té o los juegos relacionados con los aromas del incienso, algo que ha sido toda una novedad.


El segundo relato es el de La familia Abe, del que ya he hablado un poquito anteriormente. La familia cae en la deshonra debido a que el padre decidió suicidarse a pesar de que su señor se lo había prohibido; este, junto con cierto acto por parte del hijo mayor, supone que los poderosos vayan a por la familia, a acabar con su vida. Se planea el ataque una noche, aunque los miembros de la familia ya están prevenidos por lo que se preparan para el venidero asalto. La verdad que este relato es mucho más dinámico e intenso, desde el momento que te hablan del pasado del padre de familia, sus hijos y la preparación para la batalla. La acción se concentra sobre todo al final, donde se enfrentarán unos con otros dando como resultado una masacre.
Según he podido leer en los anexos, este relato es bastante conocido dentro de Japón y se ha adaptado formato película y formato animación. Realmente es una historia, como ya digo, muy intensa y con un final un poco triste, realmente te lo ves venir, pero no se puede evitar cierta complicidad con la familia.

En el caso del último, Sahashi Jingorô, la verdad es que ha sido sorprendente y paradójico. Jingorô tiene una misión que cumplir por parte de su señor, matar a un hombre que le es muy cercano, y así lo hace. Tal acto supone en un principio una acción admirable para después empezar a despertar miedo entre sus superiores, pues si ha sido capaz de acabar con alguien querido no tendrá ningún inconveniente en acabar con otras personas. Jingorô huirá una noche sin dejar ni rastro, aunque puede que esté de vuelta con una embajada coreana, algo que inquieta a los personajes.
Este es el realto más breve de todo el libro, también se podría decir que de los más rápidos, tanto por la tensión que supone la historia como por el hecho de que esta es bastante interesante. Se nos muestra en este caso un "honor" diferente, pues el protagonista renuncia a él en el momento en el que huye; aunque por otro lado tampoco había hecho nada malo, quiero decir, estaba cumpliendo órdenes a pesar de lo que pudiera sentir.

En resumidas cuentas, esta ha sido una lectura entretenida por diferente, en ocasiones más tediosa por los interminables antepasados, pero igualmente interesante. La verdad es que siempre está bien conocer un poco más la cultura tradicional japonesa y sus entresijos, en este caso, una ceremonia de gran importancia en torno a la que giran las historias de distintas familias.

3,5 de 5