domingo, 12 de mayo de 2013

Reseña: Las relaciones peligrosas

De la mano de

Título: Las relaciones peligrosas
Autor: Pierre Choderlos de Laclos
Editorial: Clásicos Plaza
Año de publicación: 1966
Páginas: 481
ISBN: B198381966
Precio: 2 €

"En sus páginas encontramos la deliciosa y libertina atmósfera del Siglo de las Luces, con su sofisticación verbal, su hipocresía social, sus secretos de alcoba y sus despiadadas ambiciones. La marquesa de Merteuil y el vizconde de Valmont, que en otro tiempo fueron amantes, se aprovechan del mejor modo que pueden de la sociedad privilegiada en la que viven. La novela adquiere forma a lo largo de las cartas que estos dos personajes amorales se van enviando. El resultado es uno de los libros más divertidos, descarados y seductores de la literatura universal."

OPINIÓN PERSONAL

Esta es una de esas lecturas que forman parte del reto de clásicos que nos hemos propuesto para este año, en el caso de mi ejemplar, lo conseguí en un mercadillo de segunda mano por un precio más que recomendable si lo comparamos con el que alcanzan otros tantos ejemplares en las librerías. Un precio módico por un gran relato. Pero vamos a ello: Choderlos de Laclos nos cuenta a base de una serie de cartas las relaciones y planes entre dos libertinos, el vizconde de Valmont y la marquesa de Merteuil, que van a desarrollar una compleja intriga en la que colaboran los jóvenes Cécile de Volanges y Danceny. Todo empieza con un capricho del vizconde, que quiere conquistar el corazón de una mujer casada y entregada a la religión, en París, la marquesa ayuda a Cécile en sus amoríos con Danceny, pero finalmente son descubiertos, obligados a mudarse durante una temporada al campo, donde se van a producir otros tantos líos con un final trágico, cuanto menos. 
Realmente no os podéis hacer ni idea de lo complicado que resulta resumir todos los enredos de esta historia sin que aquél que los lea desista a la segunda línea.

La novela sigue una estructura epistolar, vamos, que se suceden una serie de cartas entre los distintos personajes que poco a poco nos van narrando los acontecimientos a la par que en ocasiones nos dan múltiple puntos de vista. Cada personaje tiene su propios estilo a la hora de escribir, algunos se hacen eternamente insoportables y bastante soporíferos, pero sobre todo las cartas de ambos libertinos son de lo más entretenidas e interesantes, ya que son los cabecillas de todas las acciones y líos que se llevan a cabo a la par que establecen poco a poco un enfrentamiento entre ellos. La historia, narrada en algunas cartas se hacía un poco pesada hasta que ocurría el golpe maestro que te dejaba con ganas de saber más. A menos que te enganche, puede resultar una trama compleja por la cantidad de personajes que intervienen y como se van enlazando unas historias con otras, pero bien es verdad que cuando te pones a ello, vas conociendo a los remitentes y escritores, o si no, por el estilo de la carta, ya te imaginas de quien es.

La verdad es que ha sido un relato interesante, ya que no deja de ser una novela romántica y erótica en algunos casos, pero no deja ver nada explícito (No estamos ante un 50 sombras, señoras). Las intrigas entre unos personajes y otros y la habilidad y capacidad que tienen para manipular a la gente es una pasada, realmente, si consideramos a los personajes en relación a esto son de lo más complejos a la par que simples: Hedonistas puros y duros con dos dedicos de frente y muy pocos escrúpulos (Me encantan). Los jovencitos, como tales, son felices y se dejan embaucar fácilmente. La presidenta la verdad es que no me ha caído demasiado bien, tanto remilgo y realmente estaba deseando dejarse seducir. En fin, que cada personaje es totalmente distinto, quizás un tanto frívolos algunos, pero es el Rococó, y la gente gustaba de dejarse llevar y hacer el cabra.

Para terminar, este es un clásico más en lo referente al lenguaje y a la historia, lo mismo pues de siempre: No os esperéis grandes aventuras, en este caso mucho barullo e intrigas entre los personajes, de estas historias enrevesadas que ya no se hacen ahora. 


3,5 de 5

domingo, 12 de mayo de 2013

Reseña: Las relaciones peligrosas

De la mano de

Título: Las relaciones peligrosas
Autor: Pierre Choderlos de Laclos
Editorial: Clásicos Plaza
Año de publicación: 1966
Páginas: 481
ISBN: B198381966
Precio: 2 €

"En sus páginas encontramos la deliciosa y libertina atmósfera del Siglo de las Luces, con su sofisticación verbal, su hipocresía social, sus secretos de alcoba y sus despiadadas ambiciones. La marquesa de Merteuil y el vizconde de Valmont, que en otro tiempo fueron amantes, se aprovechan del mejor modo que pueden de la sociedad privilegiada en la que viven. La novela adquiere forma a lo largo de las cartas que estos dos personajes amorales se van enviando. El resultado es uno de los libros más divertidos, descarados y seductores de la literatura universal."

OPINIÓN PERSONAL

Esta es una de esas lecturas que forman parte del reto de clásicos que nos hemos propuesto para este año, en el caso de mi ejemplar, lo conseguí en un mercadillo de segunda mano por un precio más que recomendable si lo comparamos con el que alcanzan otros tantos ejemplares en las librerías. Un precio módico por un gran relato. Pero vamos a ello: Choderlos de Laclos nos cuenta a base de una serie de cartas las relaciones y planes entre dos libertinos, el vizconde de Valmont y la marquesa de Merteuil, que van a desarrollar una compleja intriga en la que colaboran los jóvenes Cécile de Volanges y Danceny. Todo empieza con un capricho del vizconde, que quiere conquistar el corazón de una mujer casada y entregada a la religión, en París, la marquesa ayuda a Cécile en sus amoríos con Danceny, pero finalmente son descubiertos, obligados a mudarse durante una temporada al campo, donde se van a producir otros tantos líos con un final trágico, cuanto menos. 
Realmente no os podéis hacer ni idea de lo complicado que resulta resumir todos los enredos de esta historia sin que aquél que los lea desista a la segunda línea.

La novela sigue una estructura epistolar, vamos, que se suceden una serie de cartas entre los distintos personajes que poco a poco nos van narrando los acontecimientos a la par que en ocasiones nos dan múltiple puntos de vista. Cada personaje tiene su propios estilo a la hora de escribir, algunos se hacen eternamente insoportables y bastante soporíferos, pero sobre todo las cartas de ambos libertinos son de lo más entretenidas e interesantes, ya que son los cabecillas de todas las acciones y líos que se llevan a cabo a la par que establecen poco a poco un enfrentamiento entre ellos. La historia, narrada en algunas cartas se hacía un poco pesada hasta que ocurría el golpe maestro que te dejaba con ganas de saber más. A menos que te enganche, puede resultar una trama compleja por la cantidad de personajes que intervienen y como se van enlazando unas historias con otras, pero bien es verdad que cuando te pones a ello, vas conociendo a los remitentes y escritores, o si no, por el estilo de la carta, ya te imaginas de quien es.

La verdad es que ha sido un relato interesante, ya que no deja de ser una novela romántica y erótica en algunos casos, pero no deja ver nada explícito (No estamos ante un 50 sombras, señoras). Las intrigas entre unos personajes y otros y la habilidad y capacidad que tienen para manipular a la gente es una pasada, realmente, si consideramos a los personajes en relación a esto son de lo más complejos a la par que simples: Hedonistas puros y duros con dos dedicos de frente y muy pocos escrúpulos (Me encantan). Los jovencitos, como tales, son felices y se dejan embaucar fácilmente. La presidenta la verdad es que no me ha caído demasiado bien, tanto remilgo y realmente estaba deseando dejarse seducir. En fin, que cada personaje es totalmente distinto, quizás un tanto frívolos algunos, pero es el Rococó, y la gente gustaba de dejarse llevar y hacer el cabra.

Para terminar, este es un clásico más en lo referente al lenguaje y a la historia, lo mismo pues de siempre: No os esperéis grandes aventuras, en este caso mucho barullo e intrigas entre los personajes, de estas historias enrevesadas que ya no se hacen ahora. 


3,5 de 5